logo-moraig-blanco
Roscón de reyes para niños

Receta de roscón de reyes para niños: tu peque se chupará los dedos con ella

22 de diciembre de 2017

Uno de los dulces y postres navideños por excelencia es el roscón de reyes, así que hoy te hemos preparado un post para chuparse los dedos ya que vamos a compartir contigo una receta de roscón de reyes para niños que encanta a los y las más peques de la casa, pero también a los más mayorcitos y mayorcitas.

Cuentan que el origen del roscón de reyes se encuentra en Francia, en la época del rey Luis XV, cuando un esclavo de su corte lo obsequió el día de la Epifanía con este dulce, típico de su tierra, que guardaba en su interior un medallón de diamantes con el que todos los miembros del servicio quisieron agasajar al rey. Luis XV quedó prendado del dulce y del detalle, y comenzó a propagarlo más allá de sus fronteras, hasta que llegó a España en el siglo XVIII. Y llegó para quedarse, porque es una tradición muy dulce y deliciosa que a todos encanta.

Es por ello que te vamos a contar todo lo que necesitas para llevar a cabo este receta de roscón de reyes tan deliciosa y fácil, así como los pasos de preparación al detalle y cómo puedes hacer que el momento de preparar el roscón se convierta en un plan genial con el que compartir tiempo de calidad junto a tu peque. Puedes aprovechar que los y las más peques de la casa están de vacaciones en el cole para planear un día muy navideño (antes de la noche de reyes, por ejemplo) y que el momento de llevar a cabo la receta del roscón sea muy divertido y os deje con ganas de más. ¡Toma nota de todo lo que te vamos a decir a continuación y reserva ya en tu agenda el día de preparar el roscón de reyes junto a tu peque! ¡Seguro que la pasáis la mar de bien!

Todo lo necesario para llevar a cabo esta deliciosa receta de roscón de reyes

Como queremos que la experiencia de elaborar vuestro roscón de reyes sea de 10, y el resultado también, ahora te vamos a detallar todo lo vas a necesitar para hacer esta receta de roscón de reyes para niños tan deliciosa junto a tu peque. ¡Y es que se convertirá en la o el mejor pinche que pudieras tener!

En primer lugar, prepara la cocina para la elaboración y hazte con algún elevador para que tu peque pueda llegar sin problemas al lugar en el que vas a preparar todos los ingredientes de tu roscón. Un toque muy molón, que además divertirá de lo lindo a tu peque, es haceros dos sombreros a modo de chef para meteros al máximo en la tarea y pasar un rato súper divertido. Si no tienes sombreros como estos a mano, no te preocupes, porque bastará con que compres un par de cartulinas blancas para ponerlas a modo de cilindro en la cabecita de tu peque y de la tuya. ¡Es el toque molón y divertido que puedes aportar en la elaboración de esta receta de roscón de reyes tan dulce y especial!

Una vez tengas el sitio claro y adecuado a las necesidades y características de tu peque, es momento de hacerte con todos los ingredientes y tenerlos bien a mano para que no te falte de nada cuando estéis con las manos en la masa, nunca mejor dicho. ¡Toma nota de todos y conseguirás hacer el roscón de reyes más delicioso del mundo mundial!

Para elaborar la masa de esta receta de roscón de reyes para niños necesitarás: 700 gramos de harina de fuerza, 250 ml. de leche, 30 g. de levadura fresca, 120 g. de azúcar, 120 g. de mantequilla, 2 huevos y una yema, 10 g. de sal, piel rayada de una naranja y un limón, 2 cucharadas y media de agua de azahar. Además, tendrás que hacerte con un bol, un molde con forma circular y tener un buen horno a mano para que vuestro roscón salga de 10.

Para la decoración de tu roscón de reyes necesitarás: frutas escarchadas a tu gusto y al de tu peque, azúcar glass, 1 huevo batido, una naranja y dos o más figuritas que se puedan hornear para introducir en tu roscón (lo ideal es que sea una haba y un rey, aunque puedes elegir lo que crees que le hará más ilusión a tu peque).

Una vez tengáis todo lo que necesitéis, manos a la obra, o mejor dicho, ¡a la masa!

La elaboración de vuestro roscón de reyes. El paso a paso definitivo

Primero tendréis que elaborar la masa de vuestro roscón, por lo que en primer lugar has de mezclar en un bol los 250 ml. de leche tibia con dos o tres cucharadas de harina de fuerza. Después suma los 30 gramos de levadura desmenuzada y remuévelo todo bien para que se mezcle como es debido. Una vez lo hayas mezclado, tapa el bol y déjalo en un lugar cálido para que fermente durante unos 20 minutos aproximadamente.

Después, en un bol más grande añadirás todos los ingredientes y el resto de harina a la masa ya fermentada, poco a poco y dejando la mantequilla derretida para el final. Remuévelo hasta que quede una masa homogénea y, ¡a amasar!

Esta parte de esta receta de roscón de reyes para niños seguro que le encanta a tu peque, ya que podéis divertiros amasando vuestra masa hasta que quede con el aspecto deseado. Para ello, espolvorea una superficie lisa con harina y empezad a amasar la mezcla con vuestras propias manos, dándole forma de bola y añadiendo un poco más de harina para que quede bien y sea más manipulable. Una vez bien amasada, deberéis guardar la masa en un recipiente hermético durante un par de horas más o menos en un lugar cálido y sin corrientes de aire. Lo normal es que, tras transcurrir las dos horas, la masa haya crecido más o menos el doble, por lo que en ese momento deberéis sacarla del bol y amasarla de nuevo sobre la superficie lisa espolvoreada de harina. Con toda esta masa podréis elaborar o un roscón de reyes grande, o dos más pequeños, así que elegid lo que preferís y pasad a una de las partes más divertidas de esta receta de roscón de reyes para niños: darle forma y hacer el agujero. Para ello, tan sólo tendrás que hacer el agujero con los dedos y agrandarlo poco a poco. Ten en cuenta que cuando hornees el roscón el agujero se hará más pequeño, por lo que es conveniente que lo hagas más grande de lo que te gustaría que quedara como resultado final. Una vez tengas el roscón con la forma deseada, de nuevo hay que dejar reposar la masa durante más o menos una hora, bien cubierto y en un lugar caliente, por ejemplo dentro del horno apagado.

Después de este tiempo lo mejor es que pintéis el roscón de reyes con huevo y decorarlo a vuestro gusto con la fruta escarchada y el azúcar glass. Además, este es el momento de añadir las figuritas que deseéis dentro de la masa, ¡por lo que tu peque disfrutará de lo lindo con este paso de vuestra receta de roscón de reyes!

El último paso para disfrutar de vuestro delicioso roscón de reyes elaborado en casa es meter la masa, ya decorada y con forma, dentro del horno precalentado durante unos 20 minutos a 180º (si has hecho dos roscones pequeños, quizás estén listos en tan sólo 15 minutos).

Si tu peque y tu sois de gustos dulces recuerda que, una vez el roscón esté bien horneado y listo para comer, podéis partirlo por la mitad para rellenarlo de nata montada, trufa, chocolate o cualquier otro relleno que os guste. ¡Es momento de hincarle el diente a vuestro roscón de reyes hecho en casa!

Si sigues al pie de la letra todos los pasos y todos los ingredientes que te hemos indicado en esta receta de roscón de reyes para niños, te garantizamos que el resultado final será delicioso y tanto tu peque como tú (o cualquiera que tenga el placer de probar vuestro roscón de reyes) terminaréis chupándoos los dedos literalmente. Recuerda que el hecho de preparar esta receta de roscón de reyes tan especial puede convertirse en un momento muy divertido y perfecto para compartir tiempo de calidad junto a tu peque, por lo que nuestro consejo es que te tomes el tiempo que necesitéis, sin prisas ni agobios, y reserves un día antes de la noche de reyes para este plan tan molón que seguro os deja más que satisfechos. Si pruebas nuestra molona receta, súper fácil de preparar, seguro que el momento de preparar el roscón junto a tu peque se convierte en una tradición navideña más. ¡Disfrutad desde ya de toda su dulzura!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + siete =