Con el calor apetecen los alimentos y bebidas frescas. El gazpacho andaluz es uno de los platos más nutritivos del recetario español y también el salmorejo que es muy delicioso. Nos encanta hacer esas sopas frías para nuestros niños porque aportan minerales, vitaminas y es excelente para cuando el calor aprieta.

El gazpacho es una sopa fría que suele tomarse en verano porque en el sur de España estos meses son muy calurosos. Lo habitual es tomar el gazpacho bien frío como primer plato, aunque algunas personas les gusta tomarlo después de comer. A continuación, la receta tan esperada:

Ingredientes:

  • 1 kilo de tomates maduros
  • 1 pepino
  • Un pimiento vede
  • 1 diente de ajo
  • Cebolleta
  • Pan del día anterior
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre

Preparación:

Lava los tomates y el pimiento. Trocea el pimiento, el tomate, el pepino y la cebolleta en cuartos, pon todo en un bol. Añade la sal el vinagre. Tritura por varios minutos hasta que logres una crema fina.  Añade un poco de aceite de oliva y mezcla todo. Si lo quieres más líquido agrega agua y mezcla de nuevo. Mete en el frigo para que enfríe al menos un par de horas antes del almuerzo y vuelve a mezclar antes de servir.