logo-moraig-blanco

Del biberón a la cuchara

27 de marzo de 2020

¿Cómo introducirle los primeros alimentos a nuestro bebé?

Aunque el bebé este acostumbrado al biberón y no hay que quitárselo enseguida hay que empezar a introducir poco a poco alimentos como la fruta y verdura… pero sin dejar el biberón de lado

Para que tu bebé empiece a dejar el biberón y tomar cuchara, puedes empezar entre los 5 ó 6 meses de vida, aunque a partir de los 4 meses ya pueden tomar diversificación de alimentos, aunque ahí que introducirlos poco a poco, estarás encantada de que tu bebé pruebe nuevos alimentos, nuevos sabores, nuevas texturas. Lo más importante para el bebé es:

  • El hierro: el aporte tiene que estar garantizado gracias al consumo de leche de crecimiento y ello hasta que la carne pueda bastar para desempeñar esa función.
  • El calcio: el aporte tiene que estar garantizado gracias a los productos lácteos y la leche.
  • Los ácidos grasos esenciales (AGE): el aceite vegetal como el de colza, soja o nuez añadido a sus platos o al pescado una o dos veces por semana es una fuente sustancial de AGE.
  • La diversidad alimentaria: frutas y verduras diferentes, una o dos veces al día, pero también de los demás alimentos.

No hay que ir con prisa hay cucharas divertidas y especiales que te pueden ayudar a que tu pequeño de casa se acostumbre a los nuevos alimentos en Moraig the Store te podemos ayudar.

Inténtalo varias veces, con unos días de intervalo, y no lo fuerces nunca. Para acostumbrarlo a este nuevo objeto sin brusquedad, escoge una ocasión en la que el aprendiz de comensal esté de buen humor (y por lo tanto mejor predispuesto) y tenga hambre. El apetito le ayudará a lanzarse a esta nueva experiencia.

Cuando los niños son tan pequeños y hay que introducir comida tenemos que ir con mucho cuidado hay que empezar a darles puré con alimentos que no se derriten como la zanahoria cocida, el plátano o la compota de manzana. Aunque te doy un consejo ten a mano babero entero, toallitas, plato irrompible…. Hay muchos pequeños que se adaptan muy bien otros les cuesta pero no te preocupes hay que ir poco a poco tampoco tenemos que forzarles.

Al principio será costoso pero tenemos que tener paciencia, hay que acompañar alimentos triturados con tomas de lecha, para, después, sustituirlas gradualmente, hasta que el pequeño, una vez abandonada la condición de lactante, empiece a comer en función de los ritmos y costumbres de toda la familia. Para ayudarle en esta delicada etapa es una mezcla de paciencia, comprensión y respeto a los ritmos naturales.

Lo ideal es iniciar la introducción de alimentos a los seis meses, se recomienda no introducir ningún alimento distinto a la leche antes de las 17 semana de vida, pero no esperar más de las 26 semanas para hacerlo. Normalmente los cereales, la fruta… son los primeros alimentos que se introducen en la dieta del lactante. Las primeras papillas de cereales se elaboran con arroz y maíz, ya que no contienen gluten. Para empezar basta con un par de cucharadas añadidas al biberón de leche, después, ir aumentando gradualmente la cantidad y ofrecérsela en plato. Cuando el cuerpo del niño/a esta acostumbrado al gluten se puede añadir otros cereales, como el trigo, la cebada, la espelta, el ceno, la avena.

En cuanto a la fruta se puede empezar con un puré de manzana, pera y plátano, finalmente triturado, en sustitución de la toma de la tarde. De forma gradual, introduciremos nueva fruta, como la naranja, el melocotón o la uva, e ir aumentando la consistencia de los purés, hasta ofrecer al niña la fruta troceada a partir del año. También introducir verdura en forma de sopa o puré, hay que dar preferencia a la verdura más dulce como las zanahorias, las patatas y las judías verdes, pues es más fácil que el niño lo acepte. A las dos semanas también ser puede introducir purés de verduras que se puede enriquecer con carne, al principio, en poca cantidad y finalmente triturada. Se suele empezar por carnes blancas, como el pavo o el pollo, ya que son más digestivos y tienen un saludo más suave.

Siempre con los padres encima de los niños y dándoles cantidades pequeñas para que los niños lo asimilen bien.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =