logo-moraig-blanco
Chalecos o manguitos

Chalecos o manguitos, ¿qué elegir para los más peques de la casa?

17 de abril de 2018

Con la llegada de las buenas temperaturas, todos los papis y las mamis comenzamos a equipar a nuestros peques para que puedan disfrutar de lo lindo de una de las grandes “atracciones” del buen tiempo: el agua. Un bañador ideal para la piscina, una toalla para que pueda sentarse sobre ella en la playa, un cubo y unas palas… pero probablemente coincidirás con nosotros en que, a la hora de disfrutar del mar o de la piscina, lo más importante es la seguridad de tu peque. Así pues, te hemos preparado una comparativa chalecos infantiles y manguitos en forma de post con el fin de que puedas saber qué es mejor chalecos o manguitos. Para nadie es un secreto que, en los últimos años, los chalecos infantiles han ganado en popularidad gracias a lo seguros y cómodos que son, por lo que, si como muchas mamis y papis te has preguntado si elegir para tu peque chalecos o manguitos, ¡no te pierdas este post y podrás disipar todas tus dudas de una vez!

La comparativa chalecos infantiles y manguitos definitiva

A continuación, te vamos a dejar todos los pros y los contras que hemos encontrado en el terreno de apostar por chalecos o manguitos para los y las más peques de la casa.  Aunque ya te adelantamos que los “contras” del uso de chalecos salvavidas para peques cuestan mucho de encontrar y están basados en opiniones que, tenemos que confesar, muchas veces no compartimos. ¡Aquí van algunos de ellos!

Chalecos flotadores para niños

Chalecos de natación para niños

Seguridad y confort en una sola prenda. Estudios recientes del Ministerio de Sanidad, por ejemplo, han señalado ya al chaleco flotador o chaleco salvavidas para niños y niñas como la mejor opción para que los y las más peques de la casa disfruten del agua con seguridad, siempre bajo supervisión. Esto es así gracias a sus características, como que gracias a ellos la flotabilidad del peque siempre será la correcta y su cabecita se mantendrá fuera del agua en todo momento si la talla del chaleco es la adecuada y este está correctamente abrochado. Además, otro de los grandes “Pros” de los chalecos flotadores es que, al adaptarse al cuerpo y dejar los brazos completamente libres, permiten total libertad de movimiento y, por ende, son comodísimos, por lo que son la opción perfecta para que los y las más peques de la casa aprendan a nadar. Y otra de sus grandes ventajas respecto a otros productos hinchables para el agua, es que los chalecos flotadores no se pueden pinchar tan fácilmente gracias a sus materiales (la mayoría de ellos, como los que puedes encontrar en Moraig the Store, están hechos de neopreno y en el interior se incluyen los flotadores de quita y pon). En los “contras”, podemos hablar de que, pese a que sea un producto de flotación, no se han de dejar jamás a los y las peques sin supervisión en el agua bajo ningún concepto y que, a medida que tu peque crezca, probablemente tengas que cambiar de talla (aunque la mayoría de ellos son ajustables y para cuando te des cuenta tu peque ya sabrá nadar y probablemente no los necesite).

Manguitos para el agua

Durante mucho tiempo uno de los grandes “Pros” del uso de los manguitos frente a otros productos hinchables (como las ruedas, por ejemplo) era que permitían más libertad de movimiento y que, con ellos, era mucho más difícil que el peque se diera la vuelta quedando boca abajo en el agua. Estos hechos no han dejado de ser ciertos, pero la verdad es que con la llegada de los chalecos de flotación para peques , estos últimos se han perfilado como una opción mucho mejor tanto en el terreno de la libertad de movimiento como en el de que la cabecita del peque se encuentre siempre fuera del agua. Por lo que respecta a los “contras” (y en comparación con los chalecos flotadores para peques) queremos destacar sobre todo que los manguitos se pueden pinchar con mucha facilidad y que, si no se elige una talla adecuada, es muy fácil que se salgan del bracito del peque o la peque y se ponga en riesgo su flotabilidad. Y tampoco son muy recomendables si lo que quieres es que tu peque aprenda a nadar, ya que limitan mucho la libertad de movimiento de los brazos y, cuando se los vas quitando para que aprenda gradualmente a nadar sin ellos, el movimiento que hace el peque con el brazo puede no ser el adecuado.

¿Qué es mejor, chalecos o manguitos?

Después de haberte dejado algunos pros y contras del uso de chalecos o manguitos, avalados por papis y mamis que los han probado junto a sus peques en piscinas y playas de todo el mundo, te vamos a dar la respuesta definitiva a la pregunta de qué es mejor chalecos o manguitos. Para nosotros, los chalecos “salvavidas” para peques son la mejor opción tanto para la playa como para la piscina, así como pueden convertirse en el complemento perfecto si tu peque está aprendiendo a nadar. Por ello les podrás sacar muchísimo partido durante todo el año y tendrás siempre la tranquilidad de que tu peque está seguro y comodísimo mientras nada, sin ver coartados sus movimientos y disfrutando siempre de lo lindo. Con ellos es como los y las más peques de la casa aprenden a mover correctamente los brazos para nadar y se sienten seguros y con confianza para moverse libremente por el agua, ¡pero recuerda que cualquier peque ha de estar bajo supervisión en el agua siempre!

Mamis y papis que han comprobado en primera persona las “bondades” de los chalecos flotadores salvavidas los prefieren frente a otros productos de flotación para peques, pero no sólo eso, sino que también queremos destacar que el propio Ministerio de Sanidad publicó, entre las recomendaciones para la campaña estival del 2014, un documento en el que aconsejaba el uso de chalecos de flotación para niños y niñas que no supieran nadar o todavía no lo hicieran muy bien. Recomendó los chalecos salvavidas frente a otros productos tan populares como los manguitos o los flotadores de rueda, ya que son mucho más seguros para los y las peques de la casa debido a que no hay el mismo peligro de que se salgan (como los manguitos) o de que se den la vuelta dejando la cabeza del peque sumergida bajo el agua (hecho que, como sabrás, puede ocurrir con los flotadores de rueda). El chaleco mantiene la flotabilidad del tronco de la persona que lo lleva, que según los socorristas y expertos en el tema siempre es la parte del cuerpo que hay que asegurar. Por ello, ante la pregunta de qué es mejor chalecos o manguitos, estos siempre señalan que, si se trata de seguridad, los chalecos salvavidas para peques siempre son la mejor opción. En Moraig the Store somos papis y mamis como tú por lo que, después de comprobarlo en primera persona, hemos caído rendidos a las ventajas de los chalecos de flotación frente a otros productos para peques. Es por ello que hemos hecho esta comparativa chalecos infantiles y manguitos para que te animes a probarlos y darle a tu peque desde ya lo mejor de lo mejor, y además, te hemos traído unos diseños a nuestra Store con los que moriréis de amor por completo. Son modelos con flotadores extraíbles, para que cuando tu peque ya sepa nadar mejor puedas quitarlos y así darle más autonomía y además con la garantía de cumplir todas las normativas y siempre con la mejor calidad, sin dejar de lado un diseño molón que enamora a peques y mayores por igual. ¡Descúbrelos en nuestra categoría especial!

Y volvemos a recalcar que aunque, el chaleco salvavidas para peques sea uno de los productos de flotación más seguros que hay, cuando un niño o una niña se encuentre disfrutando del agua, siempre ha de estar bajo la supervisión de un adulto responsable.

Esperamos que con nuestra comparativa chalecos infantiles y manguitos la pregunta de qué es mejor chalecos o manguitos haya quedado respondida, y es que cuando se trata de la seguridad de los y las más peques de la casa siempre te recomendamos lo mejor de lo mejor. Y conste que queremos remarcar de nuevo que todas las “bondades” de los chalecos infantiles para el agua no nos las hemos sacado de la manga, sino que expertos en el tema y miles de mamis y papis en todo el mundo ya han caído rendidas y rendidos a sus encantos. Es por ello que desde Moraig the Store te animamos a que compruebes por ti misma lo seguros y cómodos que son los chalecos de flotación para peques y ya nunca vuelvas a dudar entre elegir chalecos o manguitos para tu peque. Si eliges un chaleco molón en la talla adecuada, tu peque nadará como “pez en el agua” y tú tendrás la tranquilidad de que lo hace de la forma más segura que hay, siempre recordando que ha de estar en todo momento bajo la supervisión de un adulto. ¡Apuesta por los chalecos salvavidas desde ya y podrás comprobar como tu peque comienza a disfrutar del agua muchísimo más!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 14 =