Uno de los momentos por los que pasan todas las mamis y papis del mundo mundial, es el de enseñar a sus peques a montar en bicicleta. Es un proceso que hace especial ilusión y que tu peque probablemente recuerde de por vida. ¡Y es que si ir en bicicleta dicen que es algo que nunca se olvida, el momento en el que se aprende a montar bien estamos seguros de que tampoco! En este post te vamos a desvelar por qué motivo las bicis sin pedales son las mejores bicicletas de iniciación para cualquier peque y además vamos un pasito más allá y te contamos cuando es el momento perfecto para pasar a los pedales. Y como guinda final de este “pastel”, te damos unos consejos que te resultarán muy útiles en el momento de enseñar a tu peque a montar en bicicleta, y que te convertirán en la mejor maestra o maestro que pueda haber. ¡Palabrita de Moraig the Store!

Bicis sin pedales, la mejor opción para los más peques de la casa

Y ojo que no sólo lo decimos nosotros, sino que has de saber que para aprender a montar en una bici con pedales cualquier peque necesita de dos capacidades básicas:  tener la coordinación necesaria para poder aprender y asimilar el movimiento del pedaleo y contar con la fuerza suficiente en las piernas que le permita mover los pedales, y como consecuencia poder hacer avanzar las diferentes bicicletas de iniciación con pedales que existen con su propio cuerpo.

Es por esto precisamente por lo que para los y las más peques de la casa siempre es mucho mejor escoger como bicicletas de iniciación las bicis sin pedales, en la que ocuparse sólo de mantener el equilibrio y disfrutar, y no del pedaleo que está indicado para niños de más edad. Está más que demostrado que cualquier peque aprende antes y mejor a mantener el equilibrio que a pedalear, por lo que si quieres que tu peque disfrute realmente de montar en bicicleta y pierda cualquier miedo que pueda tener, deberás elegir para ella o él bicicletas sin pedales. Sin embargo, lo recomendable es que tu peque tenga al menos los dos años cumplidos para empezar a usarla en perfectas condiciones y pudiendo disfrutarla completamente.

El paso a paso para montar este tipo de bicicletas de iniciación que son la mejor opción para que los peques de la casa comiencen a montar en bici, es muy sencillo y sigue la naturaleza que los ritmos del propio niño o niña marcan:

  • Primero tu peque aprenderá a lo que se conoce como “correr” montado sobre su modelo de bicicletas sin pedales, es decir, sentado o sentada completamente sobre el sillín y apoyando los pies para desplazarse, cada vez con un poquito más de velocidad a medida que vaya cogiendo más confianza.
  • Después, es precisamente esta confianza en sus posibilidades y en la propia bicicleta la que le hará levantar los pies de manera que se desplace sólo utilizando la inercia de las ruedas en movimiento. Primero en trayectos muy cortos, pero después cada vez aprovechará mucho más esta inercia para deslizarse sin que sus pies tengan contacto con el suelo.
  • Cuando los trayectos sean largos y tu peque controle por completo el equilibrio sobre su tipo de bicis sin pedales, esto significará que ya tiene un control total sobre la bici y puede estar listo para pasar al siguiente nivel: pedalear.

Además, queremos destacar que en Moraig the Store tenemos disponibles las bicicletas sin pedales más molonas del mercado, esperando a que tu peque las monte y se divierta de lo lindo con ellas. ¡Tu peque y tu moriréis de amor con los tonos tan dulces que tienen y el diseño tan molón que se gastan!

El momento ideal para pasar a las bicis con pedales

¿Tu peque ya domina por completo la bici sin pedales y crees que necesita algo más? ¡Espera un momento! Aunque la veas muy suelta o suelto sobre su bicicleta de equilibrio, lo cierto es que no está recomendado que se pase a la bici con pedales antes de que se cumpla un año aproximadamente. Esto es así porque si lo que quieres es que la experiencia de montar en bici sea lo más satisfactoria posible, deberá tener controlado por completo el equilibrio antes de pasar a pedalear, donde ya necesitará de mayor coordinación y fuerza. Para que tengas una ligera idea en cuanto a las edades que están más indicadas para cada momento, si comienzas con las bicicletas sin pedales en torno a los tres años y medio, tras un año aproximadamente (es decir a los 4 añitos y medio de tu peque), podrás pasar ya a las bicicletas con pedales.

Sin embargo, queremos recordarte que cada peque es un mundo en cuanto a desarrollo psicomotor, por lo que quizás las edades que aquí te indicamos no se correspondan con los avances y capacidades que tú realmente ves en tu peque. ¡La mirada de madre seguro que nunca se equivoca para escoger el momento perfecto del tránsito de las bicicletas de iniciación sin pedales, a las que sí que tienen!

Consejos para enseñar a montar en bici a tu peque (válidos para todo tipo de bicicletas de iniciación)

  • Dale seguridad los primeros días sujetando el sillín desde atrás. Aunque realmente no hagas fuerza, el simple hecho de que tu peque te sienta detrás de ella o él, apoyándole, le ayudará a soltarse y coger confianza.
  • Proponle a tu peque que se quede un rato sentado o sentada sobre la bicicleta, sin movimiento, y dile que vaya levantando los pies alternativamente de manera que sujete el peso y trate de mantener el equilibrio con uno de ellos sólo. Es un ejercicio muy bueno para trabajar el equilibrio y al tener uno de los pies apoyados, tu peque se sentirá mucho más segura o seguro.
  • Cuando ya tengáis el equilibrio más o menos controlado, es buena idea que construyas un pequeño circuito en el suelo, con por ejemplo galletas sobre las que tenga que pasar por encima con su modelo de bicicletas de iniciación y pelotas que tenga que sortear haciendo movimientos de manillar. Así se trabaja el control de la dirección en las bicicletas de iniciación de una forma divertida y motivadora para los niños y niñas.
  • Elige muy bien el lugar en el que vais a dar los primeros pasos con las bicicletas de iniciación. Lo mejor es que se trate de una zona con mucho espacio y asfalto, sin obstáculos que sortear, ya que tu peque los puede llegar a ver como verdaderas barreras de aprendizaje. Si ve que puede deslizarse sin llegar a chocar con nada, lo hará con mucho menos temor. ¡Compruébalo y verás!
  • ¡Ten mucha paciencia! Seguramente tu objetivo no sea que tu peque se convierta en el próximo Alberto Contador (y si sí que lo es quedan muchos años aún para perfeccionar la técnica), así que respeta sus tiempos y ritmos y no le fuerces a pasar el siguiente paso si no está preparado o preparada y con total seguridad. ¡Las prisas en este caso no son buenas compañeras!
  • En caso de que la bicicleta tenga buenos frenos, no le presiones a usarlos si durante un tiempo prefiere usar los pies para parar y así evitar no caerse. El uso de los frenos en las bicicletas de iniciación es una de las cosas que más cuesta aprender a los y las más peques de la casa, por lo que al principio lo mejor es que lo haga valiéndose de sus pies al entrar en contacto con el suelo. La velocidad que llevará durante los primeros días es poca cosa, así que no tienes de que preocuparte.

Esperamos que te haya resultado útil este post en el que te hemos desvelado por qué las bicis sin pedales son las mejores bicicletas de iniciación para los y las más peques de la casa, y además te hemos dado unos pocos consejitos by Moraig the Store que seguro que te ayudan en el momento tan especial de enseñar a tu peque a montar en bicicleta.

Llévate tu bicicleta sin pedales del color que más te guste