Entra septiembre con la vuelta al cole. Se imponen las rutinas y entre ellas una de las que más quebraderos causa a los padres es la de la preparación de las meriendas diarias para los niños. Es importante cuidar el desarrollo de esos pequeños cuerpecitos con alimentos saludables, divertidos, apetitosos y variados. ¡Nadie dijo que sería fácil!

Debería existir un recetario universal para la preparación de las meriendas, pero con un poco de imaginación y tirando de recetas para peques que encontramos por Internet podremos salir adelante. La merienda es una de las cinco comida diarias, de ahí la importancia de que sean lo más saludables posibles.

Se debe tener mucho cuidado, porque a veces por falta de tiempo, comodidad, o de ideas caemos en el error de meterle en el tupper  bollería, patatas, galletas industriales que es lo más fácil pero que en realidad no satisface sus necesidades alimenticias.

Dentro de los alimentos para la merienda hay qe elegir carbohidratos buenos, y si es posible que sean integrales, cero azúcares en su defecto que sea integral, lácteos y las proteínas que aportan los cereales. Frutos secos (a partir de cierta edad, no son recomendables para niños pequeños), zumos naturales, yogures naturales, bocadillos pequeños y frutas son algunos de los alimentos que puedes preparar para tus hijos.

Aceite de oliva, grasas animales, aceites de semillas, son grasas adecuadas que se pueden utilizar a la hora de preparar las meriendas. Si tienes dudas puedes consultar con su pediatra o con un nutricionista infantil que te muestre las pautas para que los niños coman adecuadamente.

 Evitad las proteínas que tienen una larga digestión como los fiambres. Además de alimentos con harinas, grasas trans, transgénicas, refinadas, colorantes y conservantes que producen enfermedades y malos hábitos alimenticios. No es que los niños no coman bizcochos, ni galletas ni dulces, lo mejor es que sean caseros y que uses aceite en vez de mantequilla, poca azúcar y utilizar frutas.

Dentro de lo posible en las meriendas debes evitar darles muchos lácteos y proteínas. Evitad los patés, embutidos, quesos grasos. Para rellenar los bocadillos se puede utilizar jamón dulce, jamón serrano, fiambre casero, atún, caballa, anchoas, sardinas, patés vegetales, crema de avellana casera y chocolate negro derretido. Para beber agua y zumos naturales. Nada de refrescos, zumos o batidos envasados.

Para organizar la merienda puedes utilizar bolsas reutilizables para los bocadillos y snacks, tuppers con compartimientos y fiambreras herméticas, bolsas térmicas, todas estas se pueden llevar dentro de bolsas adaptadas para la merienda, de esta manera los peques llevarán la merienda con total comodidad.

Es importante organizar las meriendas. Recomendamos que tomes parte de tu tiempo en planificar un menú mensual o quincenal para que sepas qué comprar y para que no te agobies y tires de lo más fácil que es la bollería y los dulces. Recuerda que los cambios empiezan desde casa y que España se sitúa por encima de países vecinos europeos respecto a la obesidad infantil.

Si sacas tiempo para preparar y planificar meriendas caseras que sean sanas, empezarás a ver los resultados ya que los niños tendrán mejor salud y cultivarán a temprana edad hábitos alimenticios sanos.  ¿Qué soléis preparar para tus hijos para llevar de merienda al cole?

Ejemplos de 25 meriendas sanas:

  1. Pastel de cerales y frutas
  2. Batidos de frutas de temporada
  3. Yogures caseros
  4. Bocadillo  de atún con pan de semillas
  5. Macedonia de frutas con yogur casero
  6. Batido de leche semi desnatada con helado de fruta casero
  7. Bocadillo con chocolate negro derretido
  8. Bizcocho casero de zanahoria
  9. Pan con mermelada casera
  10. Cereales
  11. Bocadillo de queso, tomate y rúcula
  12. Tostada de aguacate
  13. Tostada de tortilla de patata y tomates cherries
  14. Galletas de avena, pasas y plátano.
  15. Compota de manzana
  16. Batido de mango y plátano
  17. Manzana rellena de yogur casero
  18. Tostada con queso fresco y fresas
  19. Bocadillo con jamón serrano
  20. Bolas de plátano, avena y chocolate negro
  21. Polos de yogur y fruta (para cuando lleguen del cole)
  22. Bocadillo de pollo, ensalada y queso.
  23. Bocadillo de melva y pimientos
  24. Tartaletas de limón
  25. Tarta de piña