Ayuda a tu peque para que no se atragante es una de las cosas que deberíamos haber estudiado en la escuela. Estamos seguros que en la mayoría de los padres y madres es una de las cosas que más nos preocupa. No somos conscientes de todo ello hasta que no empezamos a darle comida sólida. Nos explican que comida tenemos que introducir primero que si fruta 3 días seguidos, como hacer papillas….

Pero creo que lo más importante de todo el proceso se lo dejan en el tintero, y las que somos madres sabemos de lo que hablamos.
Lo primero que debemos saber es que los pequeños se lo llevan todo a la boca, y que a partir de los 7 meses o 8 meses, cuando empiezan a gatear y quieren tocarlo todo, están experimentando todo y lo primero que hacen es meterlo a la boca.

Tenemos que evitar los juguetes pequeños, las monedas, canicas, globos, cintas, pilas, pequeñas baterías…. Todo lo que puedas evitar que ni vea será lo mejor para todos.
Mantenga objetos que puedan causar asfixia fuera del alcance de los bebés y los niños pequeños

¿Cuales son los alimentos que pueden producir atragantamiento?

Alimentos redondos: Garbanzos, guisantes etc. Se deben cocer hasta que estén bien blanditos y aplastar un poco solo para quitarle la redondez y de esta manera se lo podemos ofrecer con seguridad.
Salchichas: Se deben partir por la mitad a lo largo, de esta manera pierde la redondez y las podrá comer con tranquilidad.
Manzana y zanahoria. No dar crudas. Mejor cocidas o asadas.
Frutos secos. Se pueden dar triturados, pero no antes del año.
Las uvas tampoco es aconsejable darlas tendríamos que partirlas en tres trozos a lo largo.

¿Cómo cortar los alimentos para evitar el asfixió por atragantamiento?

Hay formas y formas de cortar la verdura, fruta… para poder evitar el atragantamiento.

Y la más fácil y práctica es esta. Se deben cortar en forma gajo de patatas fritas, sobretodo los primeros meses para que le sea más fácil cogerlo y no se frustre.

Después a partir de los 9 meses aproximadamente podemos darle trozos más pequeños para que practique su motricidad fina.

Corte los alimentos en pedacitos que no excedan media pulgada (1,27 cm) para los bebés y los niños pequeños. Recuerde a los niños que deben masticar bien los alimentos. Supervise a los niños a las horas de las comidas. Insista en que los niños permanezcan sentados mientras comen.

¿Qué hacemos cuando se atraganta el niño/a?

Una señal de atragantamiento es la tos. Si se atraganta, esperar a que lo expulse por sí solo. No introducir dedos ni dar golpes en espalda o pecho. Podrí­amos introducir el alimento hacia el interior y de esta forma se ahogaría.
Si se trata de un ahogamiento. El niño no producirá ningún ruido y cambiará de color. Es el momento de hacer la maniobra de Heimlich para bebés.

Si el niño es capaz de respirar y toser, aunque lo haga con dificultad, se le debe animar para que mantenga estos esfuerzos espontáneos. No se debe intervenir en este momento porque, si se moviliza el cuerpo extraño, la situación puede empeorar y causar una obstrucción completa de la vía aérea

Si el niño está tosiendo de forma efectiva, no es necesario hacer ninguna maniobra. Hay que animar al niño/a a que tosa.

¿De qué trata la maniobra de Heimlich para bebés o niños/as?

Cuando nos enfrentamos a una emergencia lo primero que hacemos es ponernos nerviosos y los niños lo notan y empiezan a ponerse ellos mismos nerviosos también.

Tenemos que hacer todo lo contrario, intentar calmar al niño/a.
Decir frases como “Estoy aquí para ayudarte, mantén la calma”

Te voy a decir que hay dos tipos de atragantamiento. Si el niño puede toser, hablar, o escuchamos que el aire entra y sale aunque sea un poco, por la garganta, es un“atragantamiento parcial”.

Cuando ocurra esto, es recomendable ponerte detrás del niño y darle palmadas con la mano en forma de concha, en la parte superior de la espalda, mientras le decimos al niño que debe de toser.

“Tose, tose, no te rindas”. En caso de que sea un bebé, debemos de cargarlo e inclinarlo hacia enfrente dándole las palmadas para estimular su reflejo de seguir tosiendo. Si el niño expulsa el objeto está fuera de peligro, si el niño no logra sacar el objeto y éste se aloja en la garganta por completo el paso del aire se impedirá totalmente, es una“obstrucción total”

Para esto, se debe de colocar de rodillas detrás del niño, para estar a su altura.

Después rodeamos al niño, cerraremos el puño de nuestra mano dominante, con el pulgar viendo hacia nosotros y lo colocaremos por encima del ombligo del niño, pero por debajo del esternón.

Después tomaremos el puño con nuestra otra mano, y haremos compresiones con un movimiento hacia adentro y hacia arriba, pretendiendo con esto que el aire que queda en sus pulmones expulse el objeto que tiene atrapado.

Si el que se está atragantando es un bebé, lo tomaremos para colocarlo sobre nuestro antebrazo boca abajo, y sus pies apuntando hacia nuestro cuerpo.

La mano del brazo que está cargando al bebé debe de sostener la mandíbula del bebé, debemos de tener mucho cuidado de solo apretar en áreas óseas.

Después vamos a inclinar más hacia delante, y daremos 5 palmadas fuertes en la espalda. La fuerza de las palmadas no debe de ser excesiva, debe ser la necesaria para que pueda expulsar el objeto.

Después de 5 palmadas, colocaremos nuestro otro brazo sobre él bebé, con la mano sosteniendo la cabeza y el antebrazo asegurando la espalda,para tenerlo entre nuestros brazos.

A continuación giraremos sobre el otro brazo, dejando la cabeza más abajo que el resto del cuerpo. Con nuestra mano libre, usando sólo dos dedos, que pueden ser el índice y el medio, o el medio y el anular, haremos 5 compresiones en el centro del pecho.

Las compresiones deben de ser rápidas y con la fuerza suficiente como para comprimir 1/3 del tórax del este. Posteriormente, lo regresaremos al otro brazo para darle otras 5 palmadas en la espalda, pero revisando la boca por si vemos el objeto retirarlo.

Si no vemos el objeto, seguiremos con las palmadas en la espalda y repetiremos esto hasta que él bebé expulse el objeto, o caiga inconsciente. Si en caso de expulsarlo inmediatamente llamar a emergencia.

Otra cosa que no le damos importancia y la tiene mucho es que cuando el peque de la casa esté comiendo no tenemos que distraerlo, tiene que estar en una buena postura sentado.

Y la importancia de los reposapiés en las tronas son tan importantes para poder evitar el atragantamiento, cómo cortar la comida en trozos largos y finos.

En Moraig the Store sabemos que la trona de Ikea Antilop es la más vendida y sabemos que no trae reposapiés por eso hemos pensado que este producto te va a encantar.

La importancia que tiene es necesaria y reventate y encima hecha de madera natural. Espero que estos consejos que os damos os sirvan de mucho.