logo-moraig-blanco

Compaginar trabajo y niños: el reto de las supermamás

3 de noviembre de 2017

Hoy en día el principal reto de una súper mami es poder compaginar trabajo y niños de la mejor manera posible, y si es tu caso y quieres dar lo mejor de ti en ambos aspectos de tu vida y de tu día a día, te vamos a dar unos consejitos muy prácticos para que lo logres. Ya sabes que en Moraig the Store siempre queremos facilitarte un poquito la vida, ya sea con nuestros productos molones, de calidad y de gran utilidad o con consejos avalados por toda una súper mami que podrás aplicar fácilmente en tu día a día. Compaginar el trabajo y la familia y sentirse plenamente satisfecha con lo que das de sí en ambos ámbitos puede ser a veces un tanto complicado, por lo que con nuestros consejos te daremos el empujoncito que necesitas para lograr tu objetivo: compaginar trabajo y niños y convertirte en una súper mami con todas las de la ley. ¡Palabrita de Moraig the Store!

Compaginar el trabajo y la familia, la importancia de sentirte realizada

Sabemos que sentir que no llegas a todo puede llegar a angustiarte y, en ocasiones, frustrarte un poco en tus tareas diarias, y es que también nos ha pasado en primera persona y por ello somos conscientes de la importancia de poder compaginar trabajo y niños de la mejor manera posible. Trabajar dentro y fuera de casa puede ser una realidad si te organizas bien y no te lo echas todo tu sola a la espalda.

A una súper mami en ocasiones se le exige demasiado (o nos lo exigimos a nosotras mismas, ¡reconozcámoslo) y compaginar el trabajo y la familia con todas las exigencias que nos imponemos, puede ser a veces una auténtica misión imposible. Sabemos que tú puedes convertirte en una gran súper mami y por ello en este post te vamos a dar unos consejos que te ayudarán a sentirse así. Porque ser una súper mami, más que un conjunto de acciones que hagas o no en tu día a día, es sobre todo un sentimiento que te ayudará a sentirte plena y realizada. Y esto es una de las cosas que tienes que tener muy claras porque probablemente ya seas una súper mami y lo demuestres con tus actos, por lo que lo único que te queda es concienciarte de que lo eres. ¡Descubre ya todos los consejos imprescindibles que te dejamos a continuación!

5 tips imprescindibles para compaginar el trabajo y la familia y sentirte toda una súper mami.

  1. Márcate objetivos y tareas realistas. ¿Qué quiere decir esto? Pues que has de ser consciente que una súper mami no puede llegar a todo y dar solución a cualquier cosa siempre y en todo lugar. Eres humana y lo primero que tienes que hacer para poder compaginar trabajo y niños sintiéndote a gusto con lo que das de sí en ambos aspectos de tu vida, es mentalizarte de que no puedes abarcarlo todo. Es por ello que dentro de tus tareas diarias o los objetivos que te marques a corto y largo plazo, has de ser muy organizada y realista. Vamos a ponerte en situación: si terminas de trabajar a las cuatro y media o cinco de la tarde y tu peque sale sobre esa hora del cole, no te agobies día sí y día también con que no vas a llegar a tiempo a por ella o él, delega en alguna persona de confianza la tarea para no estresarte todos los días con lo mismo o contempla la idea de que haga alguna extraescolar después del horario lectivo. Las actividades físicas a estas horas de la tarde son muy beneficiosas para los y las más peques de la casa, ya que les sirven para liberar adrenalina, desconectar y hacer un poco de ejercicio adecuado a su edad y nivel de desarrollo. ¡Valora apuntarlo a las clases de básquet o de patinaje que hacen en el cole tras las clases! Seguro que se lo pasa de lo lindo y además le estarás haciendo mucho bien al inculcarle desde bien temprano la importancia de realizar actividad física a diario. Con decisiones como esta, serás un poco más súper mami.
  2. Optimiza al máximo el tiempo con las rutinas en casa. Implantar unas rutinas diarias en tu hogar, al menos entre semana, es vital para sentirte una súper mami en todos los sentidos. Si, por ejemplo, estableces un menú de cenas de lunes a viernes, fijas el lunes como el día en el que hacer la compra en el súper o tus peques tienen claro que todos los días se cena a las ocho y se van a dormir a las nueve, todo el día y los quehaceres de la jornada irán mucho más rodados. Si para los y las más peques de la casa las rutinas en el cole les sirven para adaptarse a la situación mucho mejor y mejorar en sus rendimientos, para una súper mami la rutina también es muy beneficiosa en todos los sentidos. ¡Pruébala y verás!
  3. No quieras hacerlo todo tú sola. Una súper mami también ha de involucrar a los y las más peques de la casa en las tareas diarias. Tanto si tienes un peque o más de uno, para poder compaginar el trabajo y la familia has de hacer que tomen cierta responsabilidad en los quehaceres de casa. Por supuesto, las tareas deberán ser adecuadas a su edad y el espacio para el juego libre ha de estar sí o sí durante algún momento de la tarde, pero si dejas que tu peque se muestre autónomo o autónoma en determinadas situaciones o adquiera una serie de responsabilidades, estarás haciéndole mucho bien por lo que respecta a su educación y estarás a un pasito de ser toda una súper mami. Por ejemplo, si tu peque tiene de 3 a 4 años, puedes hacer que se encargue todos los días de recoger su ropita sucia tras el baño diario y llevarla al cesto para lavar. Si le dices que con ello estará haciendo cosas de mayores, seguro que se motiva muchísimo más y pronto automatizará las tareas que sean de su responsabilidad. ¡Te sorprenderá comprobar todo lo que es capaz de hacer!
  4. Dedica unos minutos cada día para desconectar de la rutina. Aunque pueda parecer contradictorio, incluir unos minutitos al día en tu rutina para desconectar de la misma, es vital para sentirte como toda una súper mami. Si te parece complicado compaginar trabajo y niños, aún puede parecerte más encontrar un espacio de tiempo en el día para relajarte un poco, pero nada más lejos de la realidad. El momento perfecto puede ser después de acostar a los niños, ya que encontrarás un remanso de paz para desconectar, aunque sea sólo durante 20 minutitos. Mentalmente te vendrán genial y en este tiempo puedes aprovechar para hacer aquello que más te guste: tírate en el sofá a ver un capítulo de tu serie favorita, date un baño con agua caliente, lee tu revista de cabecera o si eres una cocinillas puedes aprovechar para preparar la cena con un poquito de música, por ejemplo. ¡De 9 de la noche a 9 y media, resérvate media horita para ti, súper mami!
  5. Confía en la persona que cuida a tu peque mientras estás trabajando para rendir al máximo. Esto es vital para que te sientas plenamente satisfecha con tu trabajo y, en consecuencia, como toda una súper mami que da lo mejor de sí con sus peques pero también en su empleo. Si te sientes tranquila y confiada con la guarde que has escogido, el cole, tu madre o una cuidadora, tu jornada laboral seguro que irá mucho mejor y te irás cada día a casa con la sensación de un trabajo bien hecho. ¡Ser una súper mami no significa tener que sacrificar nada de tu vida profesional!

Como habrás podido comprobar, nuestros consejos para compaginar trabajo y niños de la mejor manera posible son muy fáciles de aplicar en tu día a día si te organizas y te mentalizas para llevarlos a cabo desde ya. Sentirte como toda una súper mami está en tu mano, y aunque en ocasiones creas que es misión imposible, compaginar el trabajo y la familia es más fácil de lo que parece con un poquito de organización y objetivos reales que estén a vuestro alcance. Sabemos que ya eres toda una súper mami, por lo que ahora sólo te queda sentirte como tal y sumarte a la larga lista de supermamás que ya conocemos en Moraig the Store.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 10 =