logo-moraig-blanco

Pedagogía Waldorf: una educación global y adaptada a tu peque

15 de mayo de 2018

Como sabemos que te preocupa la educación de tu peque y estamos seguros y seguras de que te gustaría conocer a fondo diferentes métodos para aplicarlos en casa, en este post te vamos a contar todas las claves de la pedagogía Waldorf, así como vamos a compartir contigo 3 ideas muy molonas (a prueba de peques) para que apliques la pedagogía Waldorf en casa de una forma sencilla y muy efectiva. Además, con los juguetes Waldorf que te proponemos los y las más peques de la casa lo pasarán en grande durante horas, a la vez que aprenden y desarrollan diferentes capacidades sin darse apenas cuenta. ¡Pasa y descubre todos los detalles del apasionante “mundo Waldorf”!

Todas las claves de la pedagogía Waldorf

La pedagogía Waldorf (que nació en los inicios del 1900) es popular por centrarse en métodos educativos que persiguen el desarrollo global de los y las más peques de la casa, es decir, equilibrando, conectando y trabajando todas sus capacidades, siempre teniendo en cuenta su etapa evolutiva y adaptándose a las necesidades individuales de cada peque.

Partiendo del conocimiento del desarrollo evolutivo de cada peque, Steiner sentó las bases de una pedagogía revolucionaria en el terreno del aprendizaje que busca equilibrar todas sus capacidades para desarrollarlas de una manera global. Además, nos parece importante destacar también que esta pedagogía Waldorf le da la misma importancia a los contenidos adquiridos que a los procedimientos para llegar a ellos, es decir, el camino que el peque recorre hasta la adquisición del conocimiento. No en vano, una de las frases más populares del fundador de la pedagogía, Rudolf Steiner, es: “En la vida, más valioso que el saber es el camino que se hace para adquirirlo”. Así pues, con el método Waldorf se pretende que el peque disfrute al máximo del recorrido, y aprenda y desarrolle sus capacidades sin apenas darse cuenta.

De esta apasionante pedagogía Waldorf nacen las escuelas Waldorf, centros que actualmente están distribuidos por todo el mundo, en los que se potencian las habilidades artísticas y manuales desde edades muy tempranas. En las escuelas Waldorf el principal objetivo es potenciar al máximo las capacidades de los y las más peques dentro de un ambiente libre, donde puedan explorar y descubrir a sus anchas, pero con la figura del adulto como guía en este camino hacia el aprendizaje. Además, en estos centros se divide la infancia por etapas para proponer unos métodos diferentes según el nivel en el que se encuentra cada peque. Así pues, se encuentra la primera infancia (hasta que el niño o niña tiene 7 años) donde el juego libre y la imitación son claves para que aprenda y descubra su entorno a través de la experiencia, la edad escolar (desde los 7 hasta los 14 años) con unas actividades y métodos centrados en potenciar la imaginación de los alumnos y alumnas, y por último la etapa de la adolescencia y la juventud (desde los 14 hasta los 21 años).

También nos gustaría destacar que en los centros en los que se aplica la pedagogía Waldorf reina un ambiente pensado para que sea la prolongación del hogar. Es por esto por lo que no sólo se pueden llevar a cabo estos métodos educativos en las escuelas Waldorf, sino que también puedes aplicar la pedagogía Waldorf en casa con unas ideas muy molonas y sencillas de trabajar que te vamos a proponer en el siguiente punto. Y con los juguetes Waldorf que vamos a destacar te será mucho más fácil llevarlas a cabo. ¡Toma nota de todas ellas y aplícalas cuanto antes en casa! ¡Seguro que tu peque lo agradece… y tú también!

Pedagogía Waldorf en casa: 3 ideas molonas para que tu peque lo pase la mar de bien y aprenda a la vez.

  1. Elige juguetes no muy definidos que permitan que tu peque deje volar su imaginación mientras se divierte con ellos. En un hogar de pedagogía Waldorf, es frecuente que en el cuarto de juegos de los y las más peques de la casa encuentres juguetes un tanto atípicos, que a primera vista no sepas demasiado bien para qué se utilizan exactamente. Si quieres aplicar la pedagogía Waldorf en casa, en el tiempo de ocio de tu niño o niña el juego libre y los juguetes Waldorf que se salen de la línea de los juguetes “convencionales” han de ser los protagonistas. Tú misma te sorprenderás de lo que tu peque, es capaz de hacer con juguetes la mar de originales que tú en principio no sabrías qué hacer con ello. ¡Y es que la imaginación de un peque es muy diferente a la de un adulto! Además, mientras los y las más peques de la casa se divierten con los juguetes Waldorf, estarán trabajando y desarrollando a la vez diferentes capacidades y habilidades sin darse cuenta. Prueba de estos juguetes tan especiales, perfectos para llevar a cabo la pedagogía Waldorf en casa, son las Wobbel Board que puedes encontrar en Moraig the Store a golpe de clic. Se trata de una tabla curva natural que ha supuesto toda una revolución este año en el terreno de los juguetes infantiles. No en vano, los y las más peques de la casa se pueden pasar horas y horas jugando sobre ella, imaginando que son piratas en un barco que navega sobre aguas turbulentas o esquiadores profesionales que se desplazan rápidamente y en equilibrio sobre la fría nieve. Pero esto solo son dos ejemplos, porque cualquier peque es capaz de dejar volar su imaginación por terrenos que ni tan solo serías capaz de imaginar y no querer bajarse de su tabla curva en toda la tarde. Es por ello que la Wobbel Board es un claro ejemplo de los juguetes Waldorf que enamoran por completo a los y las más peques de la casa. ¡Deja que entren en tu casa para que tú y tu peque os podáis aprovechar de todas sus ventajas!
  2. Las rutinas: una de las claves para aplicar correctamente la pedagogía Waldorf en casa. En las escuelas Waldorf las rutinas diarias y la libertad de los peques (siempre con la guía del adulto) en las diferentes actividades que se propongan para que puedan experimentar y crear su propio conocimiento, son las bases de la metodología empleada. Así que, si quieres llevar a cabo la pedagogía Waldorf en casa, deberás tomar en cuenta estos métodos para que todo salga rodado y lo apliques correctamente. Algunos consejitos que te queremos dar desde Moraig the Store son que establezcas unas rutinas en casa y las repitáis sistemáticamente día tras día (aunque podéis descansar el fin de semana, si queréis). De esta forma los y las más peques de la casa establecerán sus propias referencias temporales, y verán la sucesión de las horas como un continuo en el que se van sucediendo las tareas y acontecimientos. Las rutinas son muy beneficiosas en muchos aspectos para cualquier peque, ya que le aportan seguridad, tranquilidad, contribuyen a la adquisición de la autonomía y le permiten situarse en el tiempo. Así pues, llévalas a cabo en casa y podrás notar cuanto antes la mejora en diferentes actividades diarias. Por ejemplo, puedes fijar la hora de la comida y la cena para que toda la familia comparta este rato de alimentación y sea un momento muy agradable de socialización, puedes hacer que en el momento de la ducha diaria sea siempre tu peque quien se encargue de llevar la ropa al cesto, o también establecer un tiempo de juego cada tarde, en el que tu peque sea completamente libre para elegir las actividades que va a hacer y los juguetes Waldorf que emplear. Y es que dejar libertad de decisión y de exploración para que los y las peques estén un rato solos o solas consigo y sus reflexiones, es vital en la pedagogía Waldorf. Esto son solo algunos ejemplos, pero si fijas rutinas en tu hogar y las repites a diario, verás como tu peque mejora su autonomía día a día y estarás aplicando correctamente la pedagogía Waldorf en casa. ¡Compruébalo por ti misma desde ya!
  3. Deja que tu peque conviva en primera persona con la naturaleza. Y es que, dentro de la pedagogía Waldorf, la naturaleza y el pasar tiempo al aire libre juegan un papel primordial. Es por ello que si quieres aplicar la pedagogía Waldorf en casa, es indispensable que programes actividades al aire libre, en las que tu peque pueda sentirse libre y en contacto directo con la naturaleza. Dar paseos por el campo de forma habitual y ayudar a que los y las más peques de la casa aprendan a respetar y cuidar el medio ambiente es una manera de llevar a cabo este punto. ¡Seguro que tú y tu peque disfrutáis muchísimo de la naturaleza!

Esperamos haberte desvelado algunas claves de la pedagogía Waldorf en este post en el que hemos intentado sintetizar las ideas principales de este método, que ya ha llegado a conquistar muchos rincones del mundo. Y cómo está más que demostrado que es muy beneficioso para los y las más peques de la casa, te hemos dejado unas ideas para que apliques la pedagogía Waldorf en casa y puedas conseguir que tu peque desarrolle diferentes capacidades mientras juega, ¡el camino para conseguir aprendizajes significativos! Con los juguetes Waldorf como los que puedes encontrar a golpe de clic en nuestra Store, además, te será mucho más fácil alcanzarlos y te garantizamos que son a prueba de peques, ¡todos lo pasan la mar de bien con ellos! ¿Con cuál te quedas tú?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =