logo-moraig-blanco

Pasear en patinete con tus peques: tiempo de calidad saludable

13 de julio de 2018

Pasear en patinete con tus peques: tiempo de calidad saludable.

¿Te encanta hacer ejercicio con tus peques pero eres un auténtico desastre montando en bicicleta? No te preocupes, porque la moda del momento entre las mamás y los papás más cool es pasear en patinete en familia.

Los menos mañosos están de suerte, porque montar en patinete con tus hijos no solo es superdivertido, sino que además es facilísimo. Aprender a manejar el patinete no te va a llevar más de una hora.

Ojalá fuese tan fácil pillarle el truco a la bici, ¿eh?

Además, este método de transporte, tan sostenible y saludable como la bicicleta, tiene la enorme ventaja de que apenas ocupa espacio. La mayoría de los patinetes se pueden plegar o desmontar fácilmente y caben en el maletero de cualquier coche.

Así que el patinete es el compañero ideal para llevártelo de viaje o de excursión con la familia.

Pero lo mejor de todo es que a los peques les encanta. Incluso más que la bicicleta. En los últimos años se ha convertido en el juguete de aire libre preferido. Seguro que te has dado cuenta porque habrás visto a cientos de peques paseando con sus patinetes los fines de semana por todos los lados.

Y habrás podido observar que cada vez son más los adultos que les acompañan con sus propios patinetes. De hecho, son muchos los que lo utilizan ya como medio de transporte a diario.

Anímate y da tú el paso. Hazte con tu patinete y acompaña a tu peque en sus expediciones. Lo vais a pasar genial.

Beneficios de pasear en patinete con tus peques

Nuestro estilo de vida es cada vez más sedentario.  Hay excepciones, pero la mayoría de nosotros nos movemos a diario en coche o, como mucho, en transporte público y muchos además trabajamos sentados.

Multitud de enfermedades están ligadas a la falta de ejercicio, por lo que mantenerse en forma es mucho más que una cuestión estética.

Montar en patinete es una estupenda forma de hacer ejercicio de forma divertida. Más aún si aprovechas los fines de semana para pasear en patinete con tus peques.

Verás cómo le coges el gusto y te planteas convertir el patinete en tu medio de transporte habitual. Muchos ya lo han hecho.

Pasear en patinete es un ejercicio aeróbico magnífico. Ayuda a mejorar la capacidad aeróbica y cardiopulmonar.

Además, lo que pocos saben es que montar en patinete también previene las enfermedades de los huesos, como la osteoporosis o la artrosis, porque favorece la absorción del calcio por parte de los huesos.

Para los niños, los beneficios son aún mayores. Les ayuda a desarrollar su psicomotricidad gruesa, el equilibrio, la coordinación y el sentido espacial.

Es un juguete idóneo para jugar solos y también acompañados. Una opción es, como te proponemos, pasear en patinete en familia, pero también pueden montar con sus amigos y hacer carreras. ¡Les encanta!

Ejercicio y diversión en familia con vuestros patinetes

Está claro que hacer ejercicio físico y mantenerse en forma es importante. Pero todavía no te hemos hablado de un gran beneficio de pasear en patinete con tus peques. Quizá el principal.

Se trata, precisamente, de la oportunidad que te brinda de pasar tiempo con ellos. De compartir una actividad que a ellos les encanta y disfrutarla juntos. Si además, como es el caso, es saludable, mejor que mejor.

La mayoría de los padres apenas vemos el pelo a nuestros hijos a lo largo de la semana. Nosotros nos pasamos la vida en el trabajo y ellos entre el colegio y las extraescolares. Por eso el fin de semana es para disfrutarlo en familia. Para compartir tiempo de calidad.

Nada mejor que las actividades al aire libre como montar en patinete juntos para dejar atrás el estrés de la semana.

El patinete, un medio de transporte sostenible

Una de las principales ventajas del patinete como medio de transporte es que es sostenible y responsable con el cuidado de nuestro planeta.

Es una característica muy a tener en cuenta en un momento en el que la contaminación está acabando ya con muchos ecosistemas y afectando de manera directa a nuestra calidad de vida en todo el planeta.

Pasear en patinete con tus peques les aportará una enseñanza importante: la necesidad de cuidar el medio ambiente.

Siempre puedes comprarles a ellos un patinete y tú seguir con tu coche, pero ya sabes que como mejor se predica es con el ejemplo. De nada servirá que les insistas en que usen medios de transporte sostenibles si después tú no haces lo mismo.

Así que, anímate y cuando vayas a comprar un patinete para ellos, hazte con uno para ti y para tu pareja. Una vez dado el primer paso, seguro que te lanzas a probarlo. Y, créenos, el que prueba repite, porque es divertidísimo.

Ventajas sobre otros medios de transporte sostenibles

Existen otros medios de transporte sostenible, como la bicicleta, pero el patinete está conquistando cada vez a más niños y adultos porque tiene algunas ventajas competitivas importantes.

La primera de ellas es su tamaño. Los patinetes ocupan muchísimo menos espacio que las bicicletas, por lo que son medios de transporte más compatibles con la vida en pisos o casas pequeñas.

Los podrás guardar casi en cualquier sitio. Muchos se pliegan y la mayoría son fáciles de montar y desmontar.

Además, su tamaño reducido y fácil plegado son ideales para llevártelos de viaje o trasladarlos de excursión. Si no tienes más remedio que coger el coche, mejor llevarte los patinetes en el maletero y usarlos en cuanto te sea posible.

Puedes llevarlos contigo incluso en el transporte público.

Otra de las ventajas de pasear en patinete con tus peques es lo fácil que es aprender a montar.

Ésta es, sin duda, una de las claves por las que se han extendido tanto en los últimos años. Empezaron a venderse en los años 80 como juguetes para niños muy básicos. Pero ha sido en el siglo XXI cuando han empezado realmente a generalizarse y a fabricarse en diferentes modelos y calidades. Y han comenzado a usarlos también los adultos.

Aprender a montar en bicicleta lleva su tiempo. No es fácil pillarle el truco y conseguir mantener el equilibrio. A la mayoría de los niños les cuesta, por no hablar de los adultos.

Si eres más bien torpe, el patinete es sin duda tu alternativa ideal, porque es facilísimo de usar. En apenas una hora o dos tendrás dominada la técnica básica. No puede ser más simple.

La tercera ventaja de montar en patinete en familia es que es un medio de transporte muy seguro. Mucho más que la bicicleta. Para empezar, porque se puede (y se debe) ir por la acera.

Los usuarios de patinetes están considerados por la normativa de circulación peatones. Por tanto, no pueden ir por la calzada. Serían sancionados.

Esto es aplicable tanto a los patinetes eléctricos como a los que no lo son.

El uso del patinete eléctrico se ha generalizado tanto en algunas ciudades que los ayuntamientos están empezando a regular de manera municipal su circulación, limitándola en algunas zonas peatonales.

Pero no suele haber problemas para los patinetes convencionales.

El hecho de no tener que estar pendiente de los coches a la hora de montar en patinete con tus peques es toda una razón de peso para optar por este medio de transporte para disfrutar de un paseo en familia, ¿no crees?

Además, la velocidad que alcanzan es inferior a la de las bicicletas, por lo que los accidentes son menos frecuentes y bastante menos peligrosos con los patinetes. Aún así, es muy recomendable el uso de casco cada vez que te subas al patinete.

Acostumbra a tus peques a llevarlo siempre puesto y predica con el ejemplo.

El patinete eléctrico, la alternativa

Al igual que ocurre con las bicicletas, el patinete ha evolucionado en el patinete eléctrico. Ideado para aquellos que buscan las ventajas de los patinetes convencionales, pero sin tener que hacer esfuerzos.

¿Lo tuyo no es el ejercicio físico pero quieres acompañar a tus hijos cuando montan en patinete sin quedarte atrás? Te recomendamos que eches un vistazo a los patinetes eléctricos.

Son una absoluta tendencia, sobre todo en las grandes ciudades. Cada vez es más habitual ver a todo tipo de trabajadores que lo utilizan para acudir a sus puestos diariamente. Solo o combinado con el transporte público.

¿Por qué no utilizarlo también para pasear en patinete con tus peques? No es tan saludable, pero también es divertido y te permitirá disfrutar de lo realmente importante, que es pasar tiempo de calidad con tus hijos.

Eso sí, ¿recuerdas eso de predicar con el ejemplo? No te sorprendas si tus hijos te piden que les compres un patinete eléctrico a la primera de cambio.

Además, ten en cuenta que, como te advertimos antes, existen en algunas ciudades regulaciones de circulación específicas para los patinetes eléctricos y que quizá no puedas ir con ellos por todas las aceras por las que sí podrán ir tus peques con el patinete convencional.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 1 =

× Ayuda