Desde hace semanas el coronavirus ha puesto patas arriba la vida del todo el mundo. Si estás embarazada comprendemos tu preocupación, pero debes estar tranquila porque según los expertos, las mujeres embarazadas o en puerperio no presentan un riesgo más elevado que el resto.

En los hospitales hay protocolos para las mujeres embarazadas y las que pronto saldrán de cuentas. Si no tienes síntomas y no has tenido contacto con nadie, el embarazo seguirá su curso con normalidad. Continuarás con las ecografías, teniendo en cuenta que cada hospital modificará la citas según las necesidades. Durante el parto y el ingreso sólo podrán estar acompañadas de una persona, no recibirá visitas ni en el hospital ni en su domicilio, y las revisiones podrán hacerse por teléfono.

En caso que estés en cuarentena por sospechas de contagio, debes hacérselo saber al personal médico y decirles tus síntomas Cuando sepan la información se pondrá en marcha el protocolo con las pruebas para afirmar o descartar el contagio del COVID – 19, de esta manera podrán atenderte sin que sufráis ningún percance. Es importante que mantengas la calma y estés tranquila.

Si has dado a luz, pues cuando estéis en casa, es normal que sientas incertidumbre, principalmente si eres primeriza y que no tendréis apoyo familiar. Tanto si vas a dar el pecho como si vas a dar la leche de fórmula, la alimentación será a demanda. Debes dar la leche cuando el bebé lo pida, por lo que olvida lo de la toma cada tres horas. No le des infusiones ni agua, los bebés sólo necesitan leche.

En caso que el bebé devuelva un poco de leche, tranquila, es normal. El cardias que es la válvula que cierra el estómago, puede ser que aún no haya cerrado porque el estómago no está maduro. Si el bebé lo ves sano, que come bien y gana peso, todo va en orden. Es distinto si rechaza las tomas y lo ves molesto, en este caso debes consultar al pediatra.

Acerca de las cacas, es normal que haga después de cada toma, como que haga cada varios días, no pienses que es estreñimiento, sólo es su manera de defecar, verás que las caquitas son limpias. Respecto al peso, lo normal es entre 100 a 150 gramo semanales. Si una semana gana más, no te agobie, y tampoco lo hagas si a la siguiente gana menos, o al revés. Solo debes alarmarte si ves que durante dos semanas seguidas no gana peso, debes consultarlo con el pediatra.

Para curar el cordón umbilical, hay que asear con agua y jabón y que el cordón esté seco. Para cortar las uñas, lo recomendable es con tijeritas de punta redonda. Corta las uñas cuando las veas larguitas, de esta manera evitarás que se arañe la cara.

Todo el mundo querrá ver al bebé, pero sólo por videollamada, recuerda que no las visitas no están permitidas durante el estado de alarma.