Aunque los niños no quieren que se acaben las vacaciones de verano, la verdad es que cuando se va acercando septiembre, a la mayoría les hace ilusión la vuelta al cole. Razones tienen de sobra. Ver a sus amigos, contar las aventuras de las vacaciones y sobre todo para elegir los libros, cuadernos, mochilas y resto de accesorios que los acompañarán durante el resto del año escolar.

La realidad es que la vuelta al cole supone un gasto importante para los padres, sobre todo cuando se tiene más de un hijo en casa que hace que los gastos se incrementen. Daremos algunos consejos para salir adelante con tus peques en el mes de septiembre:

Reciclaje

Revisa todo lo que tengas en caso de que haya sobrado del año anterior. De esta manera podrás realizar un inventario de todas las cosas que tienes en casa. Luego elabora una lista de lo que realmente necesitas. De esta manera podrás repartir los gastos y comprar sólo lo que les falta a los niños que sea de prioridad para volver al aula. Vas a sorprenderte de todo lo que puedes sacarle partido: Lápices de colores, cuadernos, tijeras, estuches, archivadores, rotuladores, carpetas, barras de pegamento y un sinfín de material sin estrenar.

Venta

Vende lo que esté en buen estado y que los niños no vayan a necesitar. Nos referimos a libros, ropa y cualquier material al que le puedas sacar un dinero y de esta manera tener un ingreso extra para hacer frente a los artículos que necesitan tus niños.

Compra de segunda mano

Gracias a las aplicaciones tecnológicas, cada vez es más fácil acceder al mercado de segunda mano que te puede servir para los libros de texto que suponen uno de los grandes gastos de la vuelta al cole. Comprando libros de segunda mano te puedes hasta ahorrar unos 100 euros. Muchas asociaciones de padres hacen su propio mercadillo por lo que puedes enterarte para reutilizar libros en buen estado y dar los tuyos. También aprovecha las ayudas a la compra de libros de texto de tu Comunidad Autónoma.

Recurre a la tribu

Otra forma de ahorrar es heredando el material escolar de tus amigos y familiares. Pregunta si hay algo que ya no necesitan y que puedan regalarte o prestarte o vender a un precio más bajo para así darles una segunda oportunidad a esos productos que pueden terminar en a la papelera.

Compara precios

Antes de gastar dinero, asegúrate de comparar precios para conseguir tanto libros, como ropa, mochilas y todo tipo de material con descuentos. Elegir establecimientos con buenos precios hará que puedas ahorrar hasta un 25% del presupuesto total de la familia.  Visita los comercios tradicionales y tiendas online. Huye de las grandes superficies.

Ves de rebajas

Aprovecha los días de rebajas de verano para aprovechar los descuentos en libro, material escolar, ropa y en todo lo que necesitan los niños para entrar al colegio. Muchos comercios aprovechan estos días para dar salida a productos de otras temporadas que les pueden servir a la perfección.  Saca partido a las promociones que sacan algunas marcas, pero tampoco compres por impulso, es importante ver la letra pequeña.

Optimiza la ropa

Compra la ropa de los niños en rebajas. Si ves tallas más grandes a buenos precios aprovecha las ofertas ya que dentro de nada seguro tus peques podrán usarlas. Tampoco es necesario comprar toda la ropa a inicio de curso, ve aprovechando los cambios de temporada para hacerte con buenas ofertas.

Analiza bien las extraescolares

Analiza si tus hijos demandan tantas extraescolares. Sólo apuntales a las que les gusten y no a las que quieras para tenerlos ubicados a ciertas horas. Compara las diversas opciones y dinero que te dejas en estas actividades. Investiga en los ayuntamientos los programas extraescolares que suelen ser más económicos.

Consejos finales

Adelanta las compras para que evites agobios, faltas de stocks y precios desorbitados y tampoco te agobiarás después de las vacaciones. Analiza los gastos necesarios y los que sepas que son prescindibles. Nadie dijo que la vuelta al cole sea sencilla, pero lo mejor es comparar y dedicar un tiempo a la tan temida cuesta de septiembre. Con estos consejos la economía familiar no se resentirá y todos felices al cole.