logo-moraig-blanco
Adiós pañal, adiós

¡Adiós pañal, adiós!

21 de enero de 2017

Hoy os traigo un tema que tengo presente, pero sin agobios:

¡Pañales fuera!

Soy de las que piensan, que él debe ser el primero que tiene que estar conforme y sentirse preparado para este nueva etapa en su vida.Y como os he dicho, es un tema que no me agobia, puesto que ningún niño de diez años usa pañal, hace colecho o toma teta.

Todo llega a su debido tiempo. Biel es un niño que tiene una capacidad de adaptación muy grande; en poco tiempo ha vivido un cambio de casa, de ciudad, gente nueva, la entrada a la guarde…

Sobre todo, me estoy centrando en concienciarlo que en breve llegará su hermanita y pasará a ser el hermano mayor. También estoy haciendo hincapié en que sea capaz de dormir por sí solo en su cuna, la cual esta última tampoco me agobia. Siempre ha dormido con nosotros y ahora la llegada de su hermana no será el principal motivo por el cual quiera sacarlo de la cama. Pero si he de decir que ya ocupa demasiado espacio y mis riñones lo notan. No obstante, he comprado una cuna para colecho donde dormirá Norah para que Biel no sienta que lo sacamos para meter a la peque y pueda tener su espacio siempre que se le antoje dormir con nosotros.

Volviendo al tema inicial, una vez sienta que Biel está preparado para dejar el pañal nos pondremos manos a la obra pero sin presión. No quiero que viva demasiados cambios en tan poco tiempo y esto pueda repercutir en su comportamiento… No olvidemos que son niños!

Aquí os dejo unos consejitos, que llegado el momento llevaré a cabo:

  • Lo primero, será comprar un orinal que mejor se adapte al peque y explicarle el proceso
  • Resultará más fácil si ya sabe decir pipí y caca.
  • Poner el orinal en un lugar accesible para él y crearle una rutina(llevarlo por la mañana cuando se levante, después de la siesta o antes de dormir)
  • Una vez que entienda donde se hace y lo haya conseguido un par de veces, decirle ¡adiós al pañal!

En estos casos las mamás también debemos estar preparadas para esta nueva etapa, sobre todo para lavar el doble de ropa! Mucha paciencia, nunca reñirles por sus escapes, aceptarlos con buen humor y compensarlos cada vez que lo hagan bien. Este proceso requiere tiempo y no es necesario quitar el pañal de golpe, se le puede seguir poniendo por la noche para seguridad de la mamá y del pequeño.El mismo será quien marque su propio ritmo!

Si alguna #supermamá tiene algún otro consejo, soy todo oídos!!!

@macarull

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 8 =