El blog de hoy nos encaramos a los recién nacidos.

Deberían venir con un manual de instrucciones, pero lo cierto es que no…! Es normal que los primeros días nos vengan infinidades de dudas sobre si muchas cosas de las que están sucediendo son normales o no en nuestro bebé , y los mismo con los cuidados básicos de su bebé.

Hoy queremos comentar las dudas más frecuentes que nos suelen ocurrir y preocupar y por las que realmente no debemos preocuparnos.

Aunque siempre ante cualquier duda que no tengáis clara mejor consultar con vuestro pediatra pero tener nociones básicas siempre viene bien!

Es normal…

¿Es normal que la piel se descame?

No son pocos los recién nacidos que presentan descamaciones en la piel a los pocos días de nacer, especialmente en las zonas de las extremidades. Aunque puede preocupar, especialmente a los padres primerizos, se trata de un problema bastante habitual que no molesta el bebé ni supone un riesgo para su salud.

La piel del bebé está recubierta de lo que se conoce como vérnix caseoso, una capa de grasa que sirve para proteger la piel del líquido amniótico y la mantiene hidratada una vez fuera del útero. Cuando el bebé nace, para no quitar esta protección, lo mejor es esperarse unas horas, e incluso un día para bañarlo. Aun así, el cambio tan brusco que se produce en la piel del bebé -cambian de ambiente, temperatura…- puede provocar que esta se reseque y se descame.

Cómo se trata la descamación en los bebés

Lo normal es que la descamación desaparezca por si sola a las pocas semanas, pero podemos ayudar a que el bebé mantenga la piel sana con algunos cuidados específicos, como:

Los cuidados generales que deben tenerse con la piel de los bebés recién nacidos son los siguientes:


1. Baño diario con jabón de bebé, con la menor cantidad de perfumes o colorantes; deben evitarse los jabones llamados “neutros “y los de avena o manzanilla, que pueden secar más la superficie de la piel.

2. No tallar la piel del bebé con estropajos, esponjas o toallas, sólo utilizar la mano y el jabón.

3. Aplicar al finalizar el baño crema (emolientes) sobre la superficie de la piel; se preferirán las cremas que contengan petrolato sólido o líquido y se evitarán las que contengan perfume o colorante en exceso. En las áreas con mayor descamación o resequedad puede aplicarse la misma crema varias veces durante el día. 

4. Evitar aplicar talco o aceites minerales sobre la superficie de la piel.

5. Para el aseo de la zona del pañal se utilizará exclusivamente agua y algodón, asegurándose que se encuentra la piel seca antes de colocar el pañal.

6. La ropa del bebé se preferirá de algodón; de manera general debe usarse sólo pañal, playera y mameluco, evitando abrigarlo en forma excesiva lo que puede favorecer la aparición de salpullido; debe cubrirse al bebé en forma proporcional a como se abrigaría el adulto. Se evitarán en condiciones normales gorros, guantes y fajeros.

7. La ropa del bebé debe lavarse con jabón de pasta, evitando detergentes, suavizantes y cloro, que pueden irritar la piel e incluso en algunos casos ser tóxicos.

8. Evitar aplicar cremas medicadas en la piel, sin indicación por el pediatra o dermatólogo pediatra.

¿Dormir mucho y no diferenciar el día de la noche es normal para mi bebe?

A pesar de que cada bebé es un mundo, por norma general, los bebés recién nacidos suelen dormir una media de entre 16 y 17 horas diarias, siendo el sueño más largo el de la noche. Eso sí, no dormirán de un tirón todas esas horas. Se despertarán, llorarán y pedirán de comer. Poco tiempo después de la toma, volverán a dormirse.

En la primera semana de vida, el bebé incluso podría estar durmiendo unas 20 horas diarias para tener un correcto desarrollo. Ten en cuenta que, para crecer y desarrollarse, el bebé deberá usar mucha de su energía, por lo que estará muy cansado y necesitará dormir durante mucho tiempo.

Así que, aunque pienses que tu bebé duerme mucho, procura no despertarlo. Él solo se despertará cuando quiera comer o que le cambien el pañal.

¿Es normal los estornudos frecuentes?

Si tu bebé estornuda, significa que su organismo funciona a la perfección.

El estornudo es un mecanismo natural de defensa que nos ayuda a proteger a los pulmones y demás órganos internos, de la contaminación.

Una de las causas de que un recién nacido estornude es debido a que sus vías respiratorias son todavía inmaduras y muy delgadas, sus fosas nasales son muy pequeñas, por lo que necesitan más limpieza, para no obstruirse fácilmente y que puedan respirar bien.

En casa conviene evitar algunos factores que provocan los estornudos: el humo, el polvo y las humedades.

¿Es normal que tenga tanto hipo?

El hipo se trata de contracciones involuntarias del diafragma, el músculo que separa el pecho del abdomen y que tiene un papel importante en la respiración. A cada contracción le sigue un cierre de las cuerdas vocales, lo cual produce el característico sonido de «hip». Existen muchas teorías sobre por qué se produce el hipo, pero ninguna es del todo clara. Se da en muchos mamíferos, siendo más frecuente en lactantes. Tras el nacimiento, prácticamente todos los bebés humanos tienen hipo, siendo más frecuente durante los primeros seis meses de vida.

En la mayoría de los casos, el hipo del bebé aparece sin un motivo concreto y, desde el punto médico, no reviste ningún significado particular. Se piensa que es más frecuente en los primeros meses del bebé porque en el lactante, el cardias (la válvula que comunica el esófago con el estómago), aún no se ha desarrollado por completo y, por lo tanto no se cierra perfectamente.

Aunque ya hemos visto que el hipo no es peligroso para los bebés, si decides hacer algo para ayudarle a que se le pase:

  • Si el hipo aparece cuando el peque no está comiendo, le puedes ofrecer el pecho o el biberón.
  • Si el hipo aparece en una pausa durante la toma, basta con seguir dando el pecho o el biberón al pequeño: el ritmo natural con el que el bebé traga le ayuda a regular su respiración, haciendo que el hipo cese.
  • Otro remedio eficaz para hacer desaparecer el hipo, es acariciar la nariz del peque con delicadeza… ¡Para hacerle estornudar! El estornudo relaja el diafragma y facilita la desaparición del trastorno.

¿Es normal que quiera muchas tomas al día?

Los lactantes deben comer a demanda, tanto si toman leche materna como leche de fórmula. Es decir, cada vez que muestre hambre, debes ponerle al pecho o hacerle un biberón. Esto suele pasar cada 2 o 3 horas en los primeros meses de vida, espaciándose hasta las 3-4 horas hacia los 5-6 meses, aunque depende de cada bebé. Así, hay bebés que pueden aguantar desde el principio hasta 3 horas entre toma y toma, mientras que otros reclaman la comida cada hora y media. Sea como sea, debes respetar sus necesidades. Eso sí, debes saber cuándo realmente tiene hambre y cuándo solo quiere que lo cojas o le hagas caso.

Las principales señales de hambre en un bebé son:

– Morderse los puños o metérselos en la boca

– Buscar el pezón con la boca si lo tienes al pecho

– Hacer movimientos con la boca y la lengua

¿Es normal que mi bebé solo quiera dormir en mis brazos?

Alrededor de los ocho meses del bebé, es habitual que los padres nos repitamos mucho una frase: “mi bebé solo quiere estar en brazos”. Esta nueva situación puede suscitar nuestra preocupación y hacernos plantear un millón de dudas. No te preocupes, este es un proceso normal.

Lo primero que debemos hacer es colocar en una balanza los pros y contras de llevar al bebé en brazos. Así podrás tomar una decisión según tus necesidades, gustos y aquello que te haga sentir más cómoda y segura como mamá. Te darás cuenta de que los beneficios de esta práctica son infinitos para tu hijo.

Los contras de esta práctica son para mamá, sin embargo, se pueden resolver. Los puntos negativos de llevar al bebé en brazos son:

– Dolor de espalda.

– Demanda de tiempo.

-Por todo lo demás es mucho mejor que este en brazos:

-El bebé dormirá mucho mejor

-Fortalece el vínculo efectivo

-Puedes estar más atenta a sus necesidades

-Tener el bebé cerca del pecho estimula la producción de leche materna.

sí que ya sabes, si eres de las mamás que afirma “mi bebé solo quiere estar en brazos” pues no te preocupes y disfruta. Aprovecha de cargar y pasear a tu hijo.

¿Es normal que mi bebe hagas las primeras cacas negras?

La primera caca del recién nacido –que se da dentro de las 48 horas siguientes al parto– es negra verdosa. Este color se debe a la expulsión del meconio, una sustancia espesa que se forma en el intestino del bebé durante el embarazo y que está compuesta por líquido amniótico, bilis, moco, lanugo, células…A los dos o tres días del nacimiento, una vez que se ha terminado de eliminar el meconio, las heces del bebé irán adoptando un tono amarillo verdoso.

¿Es normal que mi bebe tenga vello?

El lanugo es una capa fina de vello que tiene el recién nacido. Su función es protectora y todos los bebés lo tienen, pero a la mayoría se les cae antes del nacimiento. Si tu bebé ha nacido con lanugo, no te preocupes, desaparecerá por sí solo con el paso del tiempo. Algunos bebés nacen con mucho vello, largo y oscuro, especialmente en las zonas de la espalda y los hombros, pero también puede aparecer en el rostro o las orejas. A veces los padres se sorprenden al ver al niño, o se preocupan pensando que no es normal… ¡sí que lo es!

¿Es normal que mi bebe tenga las pies y manos fríos?

En la mayoría de los casos, de hecho, que los bebés tengan las manos y los pies fríos es algo normal y, aunque tengan mucho calor también podría pasar. ¿La razón? El sistema circulatorio tan inmaduro. Recordemos que su corazón es todavía muy pequeñito y los capilares muy, pero que muy finos por lo que la sangre no tiene la suficiente fuerza como para llegar hasta las extremidades del corazón.

Como veis hay muchas cosas que como madres primerizas no sabemos, pero que son más normales de lo que pensamos, espero que os ayude un poco a no preocuparnos

Nosotros también somos padres y madres y entendemos la preocupación de cosas sin importancia.