logo-moraig-blanco

Cómo ayudar desde casa en el período de adaptación escolar

12 de septiembre de 2017

Se conoce como periodo de adaptación el tiempo que transcurre desde que tu peque entra al cole o a la guarde, hasta que normaliza la nueva situación y la integra en su rutina. Hay peques que se adaptan en una semana, mientras que hay otras y otros que prolongan este proceso durante más tiempo. Esto dependerá en gran medida de la personalidad del peque así como de su nivel de maduración, pero también de la actitud de las mamis y papis en este período. Es por esto que el período de adaptación no sólo se plantea en referencia a los peques, sino que tú como mami también tendrás que superar este proceso y queremos que lo hagas con muy buenas notas. Lo normal es que en el cole te den unas pautas de actuación, pero por si acaso no son suficientes en Moraig the Store también queremos que sepas como ayudar desde casa en el período de adaptación escolar.

El período de adaptación: un proceso para para tu peque, pero también para ti

¡Y si! La realidad es que el período de adaptación escolar no sólo hace referencia al proceso que experimentará tu peque hasta que llegue a normalizar la nueva situación, sino que los papis y las mamis también son parte principal de esta breve pero intensa etapa en vuestra vida. Y esto es así porque tú también tendrás que adaptarte a las nuevas rutinas, así como el momento de separación que en ocasiones puede convertirse en una auténtica tortura para muchas mamis y papis. ¡Normalizar siempre es la clave!
Es probable que los primeros días de cole aparezca la “ansiedad de separación”, algo que experimentan muchos peques al separarse por primera vez de su papi o de su mami. Esta “ansiedad de separación” es una especie de mecanismo protector que defiende a los peques en sus primeros años de vida y hace que cree un vínculo muy fuerte con la figura de apego. Pero en el momento de ir al cole o a la guarde esta ansiedad puede generar mucha angustia, por lo que es importante que sepas gestionarla bien y no llegar a perder tú el control.

Es por esto por lo que decimos que las mamis y papis también han de superar el período de adaptación, porque muchas veces no saben gestionar estos estados de ansiedad de la manera correcta y han de aprender a hacerlo con el paso de los días. Si tu peque sufre esta “ansiedad por separación” en el momento de dejarlo en el cole lo que deberás hacer es mostrarte tranquila en todo momento, sin demostrar preocupación o tristeza delante de él o ella y no alargar el momento de la separación más de lo debido. Despídete bien de tu peque y explícale que te vas a casa o al trabajo y luego pasarás a por ella o él. Mientras se queda con su profe, que le va a cuidar igual que tú, y con todos sus compañeros y compañeras que están deseando jugar con él o ella. Si le dices esto todas las veces que te despides de tu peque y te muestras siempre con la misma postura, tu peque pronto superará esta ansiedad de separación y las entradas al cole o la guarde se normalizarán por completo. ¡Palabrita de Moraig the Store!

5 pautas que te funcionarán en el período de adaptación

  1. Lleva a tu peque a conocer el cole o la guarde unos días antes del inicio del curso. Los profes ya estarán allí, así que aprovecha estos días para acercarte a su clase y que se familiarice un poco con el entorno y a poder ser que conozca a su maestra o maestro. De esta forma le resultará mucho más fácil quedarse el primer día porque no le parecerá un lugar del todo desconocido.
  2. Háblale de su nuevo cole y sus compañeros y compañeras con optimismo y frecuencia. También es muy importante para un periodo de adaptación satisfactorio que tu peque tenga muy buenas expectativas de la nueva situación que va a vivir. Es por ello que, días antes de que empiece el curso, lo mejor es que le hables bastante de su nuevo cole, de lo bien que lo va a pasar allí y de todos los amiguitos y amiguitas que va a tener. Así ya tendrá interiorizado que el cole o la guarde será un lugar donde se divertirá y donde aprenderá cosas nuevas, por lo que se sentirá motivado o motivada y el periodo de adaptación será mucho más fácil porque pronto normalizará las nuevas rutinas.
  3. Acompáñale al cole y siempre despídete de él o ella. Es importante que el trayecto para ir y entrar en el cole no se convierta en un momento lleno de prisas, presión y nervios. Relájate y tranquiliza a tu peque, y para conseguirlo deberás estar tranquila tu también. Otra cosa de vital importancia es despedirte como es debido de tu peque cada día. Tómate tu tiempo y explícale que cuando acabe el cole o guarde en poquito tiempo pasarás a por él o ella. Así le reconfortarás y la sensación de “abandono” que experimentan algunos peques será mucho menor.
  4. Si quiere llevarse algún objeto de casa los primeros días, déjalo. Este hecho es más normal de lo que parece ya que muchos y muchas peques quieren llevar al cole o a la guarde alguna cosita como algún juguete o algún pañuelo que use habitualmente en casa. Háblalo con la maestra o el maestro y deja que lleve su objeto personal que les de seguridad y les haga sentirse un poco más familiarizados o familiarizadas con la nueva situación y el nuevo lugar en el que se encuentran.
  5. Si existe la posibilidad, haz que tu peque tenga contacto con sus compis fuera del cole o guarde. Es muy positivo que se relacione con sus compañeros y compañeras fuera del entorno escolar y cree vínculos con ellos y ellas. Es por ello que intenta ir al parque tras el cole o que el camino a casa sea con algún compi de su clase, para que cuando vaya a entrar al cole o la guarde tenga compañeros y compañeras más “conocidos” que le aporten más seguridad.

Errores más comunes en el período de adaptación escolar

Uno de los principales errores que cometen muchas mamis y papis en el periodo de adaptación escolar es no despedirse de sus peques cuando los dejan en el cole. Suelen pensar que si “desaparecen” de repente el niño o niña dejará de llorar antes ya que así no se prolonga tanto la angustia de la separación. ¡Y nada más lejos de la realidad! Si haces eso es más probable que la sensación de abandono por parte de tu peque sea mayor, por lo que experimentan más angustia. Si quieres evitarle este mal rato a tu peque te recomendamos que te despidas de ella o él como es debido y le expliques que luego pasarás a recogerle, cuando termine el cole o la guarde. Aunque esté llorando explícaselo y despídete normalizando la situación ya que pese a que puedas creer que no te escucha, sí que lo hará y le ayudarás a minimizar su angustia. ¡Pero recuerda que con una vez que te despidas y le expliques es suficiente, porque lo normal será que tu peque trate de prolongar el tiempo que está contigo!

Otra cosa que debes evitar a toda costa es tratar de mostrarte triste o llegar a llorar delante de tu peque, ya que así indirectamente le estarás transmitiendo que algo malo sucede. Es probable que te produzca angustia ver a tu peque llorando o suplicándote que no lo dejes allí, pero deberás controlar tus emociones para que ambos podáis llegar a normalizar la situación e incluirla en vuestra rutina.

Así que ya sabes, si quieres ayudar desde casa en el período de adaptación escolar, toma buena nota de todas las recomendaciones que te hemos hecho en este post y, sobre todo, llévalas a la práctica porque te darán muy buenos resultados y serán muy beneficiosas para tu peque y su adaptación a la nueva situación.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =