Whatsapea con nosotros

Comprar online productos de la marca Meow

La marca polaca Meow se ha hecho famosa en todo el mundo por sus espectaculares piscinas de bolas hechas a mano con amor. Son tan bonitas, cómodas, prácticas y divertidas que no se nos ocurre un regalo mejor para peques a partir de los 6 meses. Les sacarás muchísimo partido.

Piscinas de bolas hay muchas en el mercado, pero las piscinas de bolas Meow no tienen nada que ver con las demás. Olvídate de colores chillones, plasticucho del malo y armazones incómodos. Meow ha trasladado el diseño nórdico a este juguete y lo ha convertido en una pieza que podrás colocar en cualquier lugar de tu casa sin que desentone. Además, las piscinas son blanditas, cálidas y confortables y las bolas son brillantes y están disponibles en 23 colores, todos preciosos.

Algo que también nos encanta de esta marca es su perfil eco y slow. Todos los productos Meow están diseñados en Polonia y fabricados en España de forma personalizada y bajo demanda y el 95% de los materiales que utilizan son reciclables.

Más

Es probable que nunca hayas oído hablar de la marca Meow, pero si te gusta estar a la última en decoración y juguetes infantiles seguro que alguna vez has visto sus famosísimas piscinas de bolas. No en vano, son el objeto de deseo de famosas e influencers de todo el mundo. Y no nos extraña, porque son absolutamente ideales.

Esta marca danesa está especializada en la fabricación de juguetes y productos lúdicos infantiles premium. Es cierto que no son los más baratos del mercado, pero sin duda la relación calidad precio es estupenda.

Al comprar un producto Meow estás comprando un artículo diseñado en Polonia y fabricado en Europa. La mayor parte de las piezas que componen sus productos están hechas a mano.

Fabrican todos sus productos de manera responsable, bajo pedido, evitando la acumulación innecesaria de stock y la sobreproducción. Cada pedido es único y lo puedes personalizar. Por eso tardan en servirlos una media de 15 días.

Los materiales con los que trabajan cumplen con los más altos estándares de calidad. Son seguros y, además, el 95% de ellos son reciclables.

Ya sabes que en Moraig nos encantan las marcas que llevan una filosofía de vida slow y que apuestan por métodos de trabajo respetuosos y materiales lo más naturales posibles. Por eso estamos absolutamente enamorados de esta marca danesa tan molona.

Las piscinas de bolas Meow

El producto estrella de la marca Meow son las piscinas de bolas. Los daneses han conseguido diferenciarse de todos los fabricantes de piscinas de bolas del mundo creando un producto único y exclusivo que ha enamorado ya a miles de familias en todo el mundo.

¿Qué hace que las piscinas de bolas Meow sean tan especiales? En primer lugar, su diseño. Es lo que más llama la atención al verlas. Las piscinas de bolas de la marca Misio no parecen un juguete. O al menos no un juguete estridente que no colocarías jamás en tu salón, que es donde la mayoría de las familias interesadas en tener una piscina de bolas acaba colocándola.

Las piscinas Meow tienen colores suaves, como grises, verdes o rosas, que encajan perfectamente con cualquier decoración y que pueden colocarse, sin desentonar, en cualquier estancia de la casa.

Otra de sus grandes ventajas competitivas es la calidad de los materiales con los que están confeccionadas.

Por un lado, la piscina en sí, que no tiene ninguna estructura rígida con la que los peques se puedan hacer daño. Están elaboradas con una espuma blandita y confortable que se deforma para permitir que los niños entren y salgan sin problemas y que después vuelve a su forma original.

La funda es de algodón con elastano y se puede retirar y lavar en la lavadora.

Por otro lado, las bolas. Son bolas brillantes y resistentes, que no se abollan o rompen fácilmente. Y tienen unos colores fantásticos. Puedes elegir entre 23 tonalidades y combinarlas como quieras en tu piscina. En cada piscina se incluyen 200 bolas y puedes comprar más aparte.

Puedes elegir, por ejemplo, una piscina gris claro y combinarla con bolas blancas y grises oscuras, o grises y rosas. Tú decides cuáles son las tonalidades que más te gustan, que mejor te combinan o que más le van a gustar a tu peque.

Las piscinas de bolas Meow se fabrican en dos formas diferentes, redonda y cuadrada y en 9 tamaños distintos. La más pequeña cabe prácticamente en cualquier piso, por muy pequeño que sea, por lo que el espacio ya no será nunca más una excusa para no tener una piscina de bolas en casa y hacerlas delicias de tu peque.

Los beneficios de las piscinas de bolas

Tener una piscina de bolas en casa no solo es una forma estupenda de divertirse. Además, ayuda a tus peques a desarrollar su motricidad gruesa, el equilibrio y la coordinación mano – ojo. Favorecen el ejercicio físico y les permiten ejercitar la musculatura desde bien pequeñitos.

Sumergirse en una piscina de bolas es también una estupenda experiencia sensorial en la que intervienen la vista, el tacto e incluso el oído. De hecho, estas piscinas se usan mucho en terapias para niños con dificultades para expresarse o comunicar lo que sienten o piensan. Sumergirse en ellas es una experiencia de lo más placentera e interesante. Además de divertida, por supuesto.

Estas piscinas pueden usarse para trabajar los colores, las formas, los números, esconder objetos y que los peques tengan que ‘bucear’ entre las bolas para encontrarlos… Las posibilidades son casi infinitas.

Lo bueno que tienen las piscinas de bolas es que son el tipo de juguete que usará tanto un bebé como un niño de 5 o 6 años. En cada edad, le darán usos diferentes, pero se divertirán igualmente y se beneficiarán de todas las ventajas que ofrecen estas piscinas desde el punto de vista de la motricidad y el desarrollo cognitivo.

Comprar piscinas de bolas Meow

En Moraig puedes comprar piscinas de bolas Meow y otros productos de la marca danesa al mejor precio. Tienes a tu disposición varios modelos de piscinas de bolas, que puedes personalizar con las bolas que más te gusten.

Ten en cuenta que la marca Meow tarda aproximadamente 15 días en producir cada una de las piscinas, por lo que debes hacer tu pedido con cierta antelación si quieres que te llegue en una fecha concreta. La espera, sin duda, merecerá la pena, porque cuando recibas tu piscina de bolas en casa, te vas a enamorar al instante de ella. Son más bonitas aún al natural de lo que cabe esperar viendo las fotos. El tacto de la piscina y el brillo de las bolas es simplemente alucinante. A tu peque le van a chiflar y a ti te van a dar ganas de darte un buen baño de bolas también.

Menos

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar tus hábitos de navegación, realizar estadísticas, mostrarte publicidad y para compartir el contenido de este sitio web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de privacidad