Whatsapea con nosotros

Luces quitamiedos

Pon una luz quitamiedos en el dormitorio de tu peque y ayúdale a que tenga dulces sueños. Además, con las lámparas para bebés que tenemos en Moraig the Store tienes dos por uno, porque que te servirán también para decorar su habitación. Son molonas a más no poder.

Dormir con una luz nocturna ayuda a muchos bebés a conciliar el sueño. Puedes colocarla cerca de su cuna para que se duerma mirándola y para que la vea al despertarse. También te vendrá bien a ti para poder ver a tu peque al entrar en su habitación.

Todas nuestras luces quitamiedos son LED y de plástico, para que los peques las puedan manipular de forma completamente segura. Ni queman, ni se rompen.

Tenemos las lámparas para bebés más icónicas y dulces y también modelos modernos de neón. ¡Seguro que encuentras una que quedará genial en la habitación de tu peque!

Luz quitamiedos helado... Luz quitamiedos helado... 2
  • Precio rebajado / -50%
Available
Luces quitamiedos

Luz quitamiedos helado blanco grande Petit Monkey

A Little Lovely Company
203
6,18 € 12,36 €
Lamparita quitamiedos en forma de helado blanco, ideal para acompañar a los pequeños de la familia a la hora de ir a la cama.
Luz quitamiedos helado rosa... Luz quitamiedos helado rosa... 2
  • Precio rebajado / -50%
Available
Luces quitamiedos

Luz quitamiedos helado rosa grande Petit Monkey

A Little Lovely Company
211
6,18 € 12,36 €
¡Conseguir que tu pequeño se sienta seguro con una luz quitamiedos a la hora de dormir no tiene precio!

Las luces quitamiedos son el mejor remedio para combatir el miedo a la oscuridad de los más pequeños. Nuestras lámparas para bebés proporcionan la luz justa para que los niños tengan un punto de referencia que les haga sentirse seguros. Así les resulta más fácil dormirse y tranquilizarse cuando se despiertan en medio de la noche.

Muchos peques tienen miedo a la oscuridad. Es un terror muy habitual que puede aparecer a partir del año, aunque es más frecuente entre los 3 y los 8 años.

Es totalmente normal, no hay que preocuparse en exceso si aparece, aunque sí que hay que atender y entender al peque que lo sufre. No debemos menospreciarlo. Es innato al ser humano estar alerta en la oscuridad, ya que está privado de uno de sus sentidos principales, la vista, y, por tanto, más expuesto a posibles peligros.

Además, los peques tienen una imaginación desbordante y pueden asociar cualquier ruido de la casa a una amenaza.

Nuestra labor como padres es ir convenciendo a nuestros peques de que están seguros en su habitación, aunque sea de noche y las luces principales estén apagadas.

Un elemento que nos ayudará mucho a conseguirlo son las luces quitamiedos. Te sorprenderá lo mucho que una simple lamparita puede ayudar a tu peque si tiene miedo a la oscuridad.

Colócasela cerca de la cuna o de la cama para que tenga siempre algo luminoso a lo que aferrarse mientras concilia el sueño, en medio de tanta oscuridad. Mejor si ese algo es una lámpara para bebés con un diseño molón y que le atraiga. Seguro que le coge mucho cariño.

También son muchos los niños que se despiertan en mitad de la noche desorientados y sin saber muy bien dónde están en la oscuridad. A ellos les viene muy bien de igual modo tener una luz nocturna para bebés como referencia, para tranquilizarse hasta que recuerden que están en su habitación, seguros y protegidos.

Tampoco hay que olvidar que estas luces quitamiedos te vendrán genial a ti también para poder entrar en la habitación de tu peque por la noche y comprobar que todo está bien. Así no tendrás que ir a tientas o encender una luz más potente que podría despertarle.

Luces quitamiedos prácticas y seguras

A la hora de comprar luces quitamiedos tienes que tener en cuenta que sean, sobre todo, seguras.

Es un artículo que va a estar en la habitación de tu peque, a su altura, y que es tan molón y llamativo que seguro que lo va a querer coger y manipular. De hecho, a muchos niños les gusta llevarse su lámpara para bebés consigo si tienen ganas de ir al baño por la noche.

Y a otros les encanta dormirse tocando su luz nocturna para bebés.

Por eso es fundamental que las lámparas quitamiedos tengan luces LED, que no queman y que tampoco se pueden romper como las bombillas.

Todas nuestras luces quitamiedos son LED y además están elaboradas con plásticos libres de tóxicos y muy resistentes. Tu peque podrá jugar con ellas todo lo que quiera e incluso tirarlas al suelo. Son prácticamente irrompibles.

La luz led es mucho más ecológica que la de las bombillas tradicionales, que en pocos años acabarán desapareciendo por lo que contaminan.

Además, la mayoría de nuestras lámparas para bebés funcionan con pilas o baterías. Solo las más grandes o las que se colocan en la pared tienen cables. El resto están diseñadas para que tu peque las pueda coger y cambiar de sitio cuando quiera sin problemas. Así son también más seguras.

Duran bastante tiempo, pero además incorporan un botón de encendido y apagado para que puedas apagarlas si quieres cuando tu peque se haya quedado dormido.

Siempre que no sea de los que se despiertan varias veces y necesitan tener su luz quitamiedos cerca y siempre encendida para volver a conciliar el sueño.

Lámparas para bebés con luz tenue

Otro aspecto que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar luces quitamiedos es la intensidad de la luz que producen.

Lo ideal es que proporcionen una iluminación tenue, que permita apenas vislumbrar los objetos que quedan alrededor.

Si la luz es más fuerte, podría provocar el efecto completamente contrario al que se busca. Desvelar a tu peque y dificultar que concilie el sueño.

Recuerda que no se trata de que iluminen la habitación, sino de que sean un punto de referencia al que tu peque pueda aferrarse en medio de la oscuridad.

La mayoría de las luces quitamiedos tienen LEDS de color blanco, aunque en el Store tienes disponibles algunas en las que puedes elegir o cambiar el color para que la experiencia sea más divertida.  También puedes programarlas para que se apaguen cuando tú quieras.

Luces nocturnas para bebé dulces y divertidas

Lo bueno de las luces nocturnas para bebé que puedes encontrar en Moraig the Store es que son auténticos objetos decorativos. Son tan bonitas que se van a convertir en puntos de atracción de la habitación de tu peque.

Puedes elegir entre modelos dulces y tiernos, con colores pastel, y lámparas quitamiedos con diseños más modernos y divertidos.

Te van a quedar genial colocadas en las estanterías, en la mesita de noche, sobre una silla o incluso en el suelo, en el caso de las más grandes. Con tus luces quitamiedos y alguna lámina molona del Store, lo tendrás todo para decorar la habitación de tu peque con estilo.

Tenemos un catálogo tan variado que estamos seguros de que vas a encontrar una luz quitamiedos que te vaya perfecta con la decoración de la habitación de tu peque. ¡Lo difícil va a ser quedarte solo con una!

Te recomendamos que dejes a tu peque que sea el o la que elija su lámpara para bebés. Ten en cuenta que es un objeto que le tiene que proporcionar seguridad y tranquilidad para ayudarle a vencer sus miedos. Por eso es importante que sea una luz quitamiedos que le guste y con la que se sienta a gusto.

Si le gustan las nubes, los animalitos, los helados o los cohetes, ésa es la forma que debería tener su luz nocturna. Al final se va a convertir en su mejor amiga y su compañera de sueños.

Cuando la tengas en casa, enséñasela y explícale que va a ser una luz que le acompañe por las noches para que no tenga miedo. Juntos podéis decidir dónde la colocáis para que le resulte visible desde la cuna o la cama. Quizá quiera tenerla al alcance de la mano para poder cogerla si siente miedo o si quiere llevársela al baño, por ejemplo.

Lámparas quitamiedos y mucho apoyo

Las lámparas quitamiedos son, sin duda, una gran ayuda a la hora de vencer el miedo a la oscuridad de tu peque.

Pero también es importante que le escuches y que sienta que para ti es importante lo que siente. Puede que a ti te parezca poco lógico, pero los peques pueden llegar a pasarlo muy mal cuando tienen este miedo.

Háblale y demuéstrale si es necesario antes de dormir que no hay ningún peligro acechándole en su habitación.

Recuérdale que tú siempre vas a estar cerca para cubrir cualquiera de sus necesidades y para protegerle.

Intenta evitar las emociones fuertes, los libros o las películas que le puedan después provocar miedos.

Estableced un ritual para la hora de acostarse que le proporcione seguridad. Es útil a veces leerles libros específicos para afrontar este miedo.

Encended juntos antes de que abandones la habitación la luz quitamiedos y colocadla donde a tu peque le resulte de mayor utilidad.

Cuando se haya dormido, apágala solo si sabes que no va a tener miedo de nuevo si se despierta o al menos déjala cerca para que pueda encenderla por sí mismo si eso pasa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar tus hábitos de navegación, realizar estadísticas, mostrarte publicidad y para compartir el contenido de este sitio web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de privacidad