Whatsapea con nosotros

Set de 3 cilindros sensoriales tormenta de purpurina

No hay suficientes productos en stock
20,25 €

Agita estos cilindros sensoriales y contempla cómo se desata una auténtica tormenta de brillo. Una propuesta cautivadora y relajante que a los peques les fascina y que fomenta la atención, la concentración y la exploración.

Estos cilindros sensoriales tienen en su interior agua y purpurina de colores brillantes: azul, plata y dorado. La purpurina se asienta en la base cuando está en reposo, pero al agitarla, sale disparada hacia todos lados y vuelve a caer en forma de lluvia.

Están fabricados en policarbonato muy resistente, prácticamente irrompible. Pruébalos con la mesa de luz y descubre cómo su efecto se magnifica.

  • Dimensiones: 15 x 5 centímetros cada uno.
  • Colores: Plateado, dorado y azul.

Por qué comprar online Set de 3 cilindros sensoriales tormenta de purpurina

¿Quién no se ha quedado embobado alguna vez mirando la clásica bola con nieve en su interior? Contemplar cómo va cayendo tiene un efecto casi hipnótico, ¿verdad? Pues con estos cilindros sensoriales este efecto es aún más cautivador y relajante. Son un material sensorial estupendo para el desarrollo de la atención y la concentración desde bien pequeñitos y con ellos se pueden trabajar conceptos físicos y químicos conforme van creciendo.

Este set de cilindros sensoriales está integrado por tres cilindros que tienen en su interior agua y purpurina de colores brillantes. Cuando están en reposo la purpurina se posa en la base, pero al agitarlos surge la magia, o más bien la ciencia. Una tormenta brillante se desata en el interior de los cilindros. Las motas de purpurina van cayendo a un ritmo pausado hasta volver a quedar en reposo. Todo un espectáculo para la vista.

Los cilindros sensoriales tienen un efecto relajante en los peques, por eso te vendrán genial como actividad para lograr que se tranquilicen, por ejemplo, tras otra propuesta más movida. Captan la atención de forma automática y consiguen que los peques se concentren.

Los niños pueden manejar por sí mismos los cilindros desde los dos años, o incluso algo antes. Aunque es un recurso que hasta a los bebés les encanta, si los manipulas cerca de ellos. ¡Y a los adultos también! Se trata de uno de esos materiales que no tienen edad. Su poder de atracción se mantiene intacto con el paso del tiempo. De hecho, se usan también en centros de estimulación para la tercera edad. Así que tu peque los va a usar durante años sin cansarse de ellos.

Los cilindros sensoriales, un recurso para todas las edades

Al principio, los cilindros se utilizan como un material fundamentalmente sensorial, que invita a la observación y a disfrutar de la belleza. Cuando los peques van creciendo empiezan a preguntarse por qué se comporta así la purpurina, cuánto tarda en caer… Es el momento de profundizar y de explicarles conceptos científicos que de otra manera les resultarían aburridos.

También pasarán de agitar los cilindros sensoriales sin más objetivo que ver la tormenta de brillo, a colocarlos en distintas posiciones para comprobar qué ocurre. Toda una invitación a la exploración.

Son un material fantástico para la mesa de luz, ya que la luz magnifica el brillo y el contraste y se crea un ambiente todavía más mágico y cautivador.

Te recomendamos que te hagas cuanto antes con una mesa de luz, porque este material de la pedagogía Reggio Emilia es siempre un acierto. Todavía no hemos conocido a un peque al que no le fascine trabajar y jugar con ella. Además existen multitud de recursos para explotarla al máximo y en el Store tenemos los más molones. Como este set de 3 cilindros sensoriales tormenta de purpurina.

No obstante, si todavía no tienes la mesa de luz y te has enamorado, como nosotros, de estos cilindros sensoriales, no te preocupes, que tu peque les va a sacar mucho partido de todas formas.

Los cilindros están fabricados en policarbonato tremendamente resistente. Así que se los puedes dejar a tu peque con total tranquilidad. Los pueden manejar a su antojo ya que incluso si se caen al suelo o se golpean con fuerza, no se van a romper.

Este set de 3 cilindros sensoriales con tormenta de purpurina es un acierto seguro a la hora de regalar algo a un peque a partir de los 2 años. No solo le va a fascinar, sino que le va a permitir desarrollar sus capacidades sin darse cuenta.

Producto de la marca

Envío gratuito

Envío gratuito

A partir de 50€ Península

Devoluciones sin problemas

Devoluciones

¡Sin problemas!

Te ayudamos

¿Dudas?

Nos encanta ayudarte

Compra a plazos

Compra plazos

Hasta 12 meses

Los clientes que adquirieron este producto también compraron

Comentarios

Haga clic aquí para dejar un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar tus hábitos de navegación, realizar estadísticas, mostrarte publicidad y para compartir el contenido de este sitio web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra