Cenas para niños saludables y deliciosas

10 de octubre de 2017 Recetas para peques

La alimentación de tu peque es algo que seguro te preocupa y siempre quieres darle lo mejor de lo mejor. Es por ello que te hemos preparado un post en el que encontrarás sencillas recetas de cenas para niños muy saludables y sabrosas, con las que conseguirás que tu peque no deje nada en el plato. Apúntatelas todas porque queremos que prepares una sencilla receta para niños cada día de la semana, de lunes a viernes, a la que tu peque no se podrá resistir y le permitirá afrontar las jornadas de cole o guarde a tope de energia. ¡Nosotros no sabemos cuál es nuestra favorita!

Las recetas para niños siempre han de tener un puntito creativo y sabroso que haga que los y las más peques de la casa se sientan motivados y motivadas a terminar su plato y realmente disfruten del momento de comer. Como una correcta alimentación es una de las bases para que tu peque tenga un correcto desarrollo, hoy compartimos contigo este post en el que encontrarás 5 recetas de cenas para niños a las que ningún peque se puede resistir, y que además pueden presumir de ser muy saludables y sabrosas. Sabemos que el momento de la cena puede ser a veces un tanto "complicadillo", por lo que queremos facilitártelo al máximo con la receta para niños perfecta, by Moraig the Store. ¡Saboréalas todas porque son muy fáciles y rápidas de hacer!

1. Crema de zanahoria y lenguado con patata cocida

Con esta deliciosa receta para niños tu peque experimentará todo un festival de los sentidos. Y es que desde el llamativo color de la crema, hasta el contraste de sabores entre la zanahoria, el pescado y la patata, harán que termine todo lo que le pongas en el plato. Además, es una receta con un importante valor nutritivo ya que la zanahoria supone un aporte importante de betacarotenos, imprescindibles para la visión y el buen funcionamiento del sistema inmunitario, así como el lenguado le proporciona yodo (vital para su crecimiento), mientras que la patata se encarga de aportar los hidratos de carbono. ¡Una de las cenas para niños más completas y sencillas de preparar!

  • Necesitarás: medio quilo de zanahorias, un litro de caldo casero de pollo, un poco de leche, un filete de lenguado limpio, una patata y aceite de oliva.
  • Para elaborarla: primero rehoga con un poquito de aceite las zanahorias y cúbrelas con el caldo de pollo, dejándolas que cuezan hasta que estén blandas. Después, tritúralo todo con la batidora y, cuando ya esté bien triturado, añade un chorrito de leche. Así de fácil es hacer la crema, mientras que para el lenguado y la patata sólo deberás prepararlo al horno, asegurándote de que esté bien limpio de piel y espinas, y acompañarlo con la patata cocida. Si aplastas la patata y le pones un chorrito de aceite, tu peque se la comerá mucho mejor. ¡Compruébalo por ti misma!

2. Mini-nuggets de pollo con divertidas formas

Ningún peque se resiste a este tipo de cenas para niños, ¡y es que los nuggets los vuelven locos a todos! Y además, si los preparas tú en casa siguiendo los pasos tan sencillos que aquí te indicamos, serán una receta para niños saludable, muy nutritiva y deliciosa. ¡Toma nota y lánzate a preparar los que seguro serán los nuggets favoritos de tu peque!

  • Necesitarás (ingredientes para dos peques): 300 g. de filetes de pechugas de pollo, aceite de oliva, sal, 1 cucharada de harina, 1 huevo y aproximadamente 50 g. de pan rallado.
  • Para elaborarla: para hacer esta sencilla receta para niños que vuelve locos a los más peques de la casa, tan sólo tendrás que, en primer lugar, lavar el pollo, aplanarlo y cortarlo en porciones pequeñas para espolvorearlo con harina después. Aquí queremos que dejes volar tu imaginación y lo cortes con divertidas formas que tu peque estará deseando llevarse a la boca. Por ejemplo, un nugget puede tener forma de estrella, mientras que otro podría convertirse en una dulce nube. ¡Seguro que esto supone una motivación extra para que tu peque no se deje nada en el plato! Una vez hayas espolvoreado el pollo con la harina, el siguiente paso es batir los huevos en una fuente y poner el pan rallado en un plato hondo. Ahora tendrás que empanar el pollo, y para hacerlo de la mejor manera tan sólo deberás pasar los trozos de pollo, uno por uno, primero por el huevo y después por el pan rallado, y después freír tus divertidos nuggets con aceite de oliva. Luego déjalos escurrir un poquito sobre papel de cocina, y sírvelos acompañados por un poquito de verdura a la plancha o cruda, ¡a tu elección y la de tu peque!

3. Minipizzas de verduras

Prácticamente ningún peque se resiste a las pizzas (ni ningún mayorcito tampoco), por lo que queremos que los y las más peques de la casa disfruten de la verdura y la coman de la mejor manera posible, con nuestra receta para niños de divertidas pizzas con las que se les hará la boca agua. Es una cena para niños muy nutritiva en la que le estarás dando los nutrientes necesarios, presentados de una forma muy atractiva que encanta a cualquier peque.

  • Necesitarás: (ingredientes para seis unidades) 200 g. de harina, una cucharadita de sal, un cuarto de dado de levadura fresca, 2 cucharadas de aceite de oliva suave, 100 g. de champiñones, medio calabacín, albahaca, 4 cucharadas de pesto de albahaca, 100g. de queso suave para rallar.
  • Para elaborarla: para hacer este tipo de cenas para niños, primero tienes que elaborar la masa de las minipizzas, y para ello deberás mezclar la harina con el sal en un cuenco y dejar un hoyo en el centro. En cuanto a la levadura, deberás desmenuzarla y mezclarla con 2 cucharadas de agua tibia, para después dejarla reposar durante 15 minutos.  Luego hay que amasarlo todo añadiendo el aceite y otros 100 ml. de agua tibia, hasta crear una masa uniforme y seguir trabajándola durante unos 10 minutos. Cuando ya tengas la masa, aprovecha que tienes que dejarla reposar durante unos 45 minutos para preparar las verduras y precalentar el horno a 220º. Ahora es el turno de preparar las verduras y, para ello, el primer paso y muy importante es lavárlas bien. Los champiñones hay que desmenuzarlos en trozos pequeñas, el calabacín rallarlo grueso, mientras que a la albahaca tendrás que arrancarle las hojas. Después de esto, vuelves a trabajar la masa un poco y la divides en seis porciones que formarán las deliciosas minipizzas. Extiéndelas sobre la bandeja del horno y coloca 1 cucharadita de salsa de pesto sobre cada una, así como cúbrelas también con los champiñones y el calabacín y después espolvoréalas con queso rallado. El paso final es colocar las minipizzas en el horno ya precalentado durante 10 o 12 minutos, y después sácalas para decorarlas con la albahaca y servirlas inmediatamente. ¡Rico y nutritivo a más no poder!

4. Coliflor rebozada o buñuelos de coliflor

Sabemos que la coliflor no es la hortaliza "favorita" de los y las más peques de la casa, por ello te recomendamos esta receta para niños con la que tu peque no podrá resistirle a estas coliflores preparadas de una manera un poco diferente. Incluye estas cenas para niños en vuestro día a día, y descubre como cualquier peque puede comer coliflor sin rechistar y disfrutando al máximo del momento de la comida. ¡Palabrita de Moraig the Store!

  • Necesitarás: coliflor, 2 huevos, harina y sal.
  • Para elaborarla: primero, para hacer este tipo de recetas para niños que se conoce popularmente como buñuelos de coliflor, tendrás que hervir la coliflor junto con una pizquita de sal durante unos 20 o 30 minutos aproximadamente (antes de sacarla pínchala con el tenedor para comprobar si ya está tierna). Luego desmenuza la coliflor poco a poco para que te salgan pequeños ramilletes que a continuación pasarás a rebozar. Para ello, deberás antes batir los huevos y dejarlos en un cuenco, así como poner la harina en un plato.  Después comienza a pasar los ramilletes de coliflor por el huevo y la harina hasta que queden bien impregnados de ambos y finalmente fríelos en una sartén con aceite de oliva hasta que queden bien doraditos y apetecibles. Esta receta para niños es una manera muy efectiva de introducirles la coliflor en su dieta sin que suponga un "drama" para todos.

5. Hamburguesa de cordero y queso crema

Nuestra última propuesta de cenas para niños es una manera divertida y efectiva para que los y las más peques de la casa coman carne mientras disfrutan del momento ¡Y es que con esta receta para niños darás en el clavo sí o sí! Nadie puede resistirse a estas deliciosas hamburguesas que guardan un nutritivo "secreto" en su interior. Descúbrelo y deja que tu peque lo saboree desde ya.

  • Necesitarás: 400 g. de cordero, 4 hojas de menta, 40 g. de pan rallado, 4 panecillos de hamburguesa, 100 g. de queso de untar, una pizca de sal, aceitunas negras, un diente de ajo, cebolla y aceite de oliva.
  • Para elaborarla: esta receta para niños se prepara de una manera muy fácil y rápida si sigues los pasos que te indicamos a continuación. Primero pica y corta en trocitos muy finos la menta, el ajo y la cebolla para luego mezclarlo todo con el cordero picado y con el pan rallado. Luego echa la sal y con las manos ves haciendo bolitas con la mano para después aplastarlas y formas las deliciosas hamburguesitas. Una vez las hayas moldeado, pásalas por la plancha o la sartén con unas gotitas de aceite hasta que cojan un color apetitoso por ambos lados, y finalmente pica las aceitunas negras para mezclarlas con el queso cremoso y montar la hamburguesa antes de servirla a tu peque. ¡Seguro que no se puede resistir a semejante delicia para el paladar!

Esperamos que hayas tomado nota de todas estas recetas para niños que encantan a cualquier peque, pero también a todas las mamis y papis. Esto es así porque es una manera de preparar cenas para niños en las que le proporcionas el aporte de nutrientes necesario, pero también estás motivándole a que disfrute del momento de la comida con diferentes sabores y divertidas presentaciones. Las cenas en casa ahora serán sólo un ratito para disfrutar en familia gracias a la receta para niños que te proponemos para cada día de la semana. ¿Cuál es tu favorita?

Comentarios